A raíz de los cinco casos de Covid-19 ya confirmados en Orán, que generaron el regreso a la estricta cuarentena en esa y otras localidades del norte provincial por el temor a la circulación del virus, desde el Ministerio de Turismo y Deportes informaron que se suspende la apertura de los viajes dentro de la provincia hasta nuevo aviso.

Si bien aún no habían llegado las habilitaciones correspondientes desde Jefatura de Gabinete de la Nación, el titular de la cartera de Turismo local, Mario Peña, informó que esperarán los resultados de la evolución epidemiológica en Orán para definir el inicio de la actividad, “estamos preparados para hacerlo inmediatamente, venimos trabajando junto a las asociaciones, cámaras y sindicatos desde el inicio de la pandemia”.

El funcionario no descartó la posibilidad de que en los municipios que no están afectados, se puedan habilitar hoteles y circuitos para circular.

Leer más

“Tomamos la decisión de esperar esta semana para ver cómo transcurre la situación”, le contestó a este medio el ministro. Agregó que mantendrán una reunión con todas las cámaras del sector este miércoles, en la mesa política de trabajo, “allí esperamos tener un poco más de precisión de lo que está sucediendo y en base a eso tomaremos una decisión en conjunto”.

Al respecto, el presidente de la Cámara Hoteleros Gastronómicos de Salta, Eduardo Kira, se lamentó por lo sucedido en Orán, “había una ilusión de comenzar con algo”, dijo a Salta/12.

El empresario aclaró que acatarán todo lo que las autoridades digan, “ellos son los que están en contacto con la parte epidemiológica y los que saben, nosotros nos someteremos para cuidar primero la salud”.

“Veníamos bien, lamentablemente estábamos con expectativas serias de reabrir Salta para los salteños”, añadió Kira, quien imploró para que la situación no se desborde y que el virus no circule por toda la provincia.

Para Kira, aún se necesita mayor conciencia individual y colectiva, “para cumplir estrictamente lo que nos piden los protocolos como proveedores de servicios y consumidores”. Sostuvo que lo que sucedió en la segunda ciudad con más habitantes de la provincia es que “un descuido puede complicar todo, por eso hay que seguir extremando los recaudos”.

En cuanto a la apertura del turismo interno que ya es una realidad en la vecina provincia de Jujuy, el dirigente hotelero indicó que “la diferencia es que ellos no tienen conglomerados de más de 500.00 habitantes”, lo que implica que no necesitan, de acuerdo a su situación epidemiológica, de la autorización expresa de la Nación para tomar esas decisiones.

De todas maneras, subrayó que no se debe descuidar la economía “porque en algún momento tenemos que pensar en cómo reactivarla, sin descuidar la salud, obvio”.

Por último, y en cuanto a la posibilidad de permitir la circulación turística interna en otras zonas de la provincia, manifestó que será posible en la medida que en la capital se sostengan las mismas características de circulación del virus. “Si esto sigue así, hay esperanzas”.

La situación de la gastronomía

El presidente de la Cámara Hoteleros Gastronómicos se mostró cauto a la hora de clasificar la situación de bares y restaurantes. Reconoció que “la gente de a poco se está animando a salir”, pero aseguró que “no es la salvación económica, sino un volver a empezar e ir acomodándonos muy de a poquito”.

Para Kira, como para todos los empresarios gastronómicos a los que se les preguntó, “el tema del horario no es el más conveniente, pero la idea era poder reabrir”.

Pero reconoció que económicamente no basta con el consumo local, ya que Salta tiene una oferta preparada para recibir más demanda nacional y del exterior y hoy con el público salteño no alcanza. Kira aseguró que la provincia está entre las tres o cuatro más visitadas del país, eso hace que el sector esté acostumbrado a una mayor concurrencia. 

Indicó que muchos establecimientos no abrieron por ese motivo, “los bares de Cachi no se sostienen solamente con la gente de Cachi, pero bueno, con algo había que arrancar”, manifestó.

Se habilitó la pesca

A pesar de la marcha atrás que dio el sector turístico para pensar en la circulación interna, se habilitó la pesca recreativa y deportiva en los diques de la provincia.

A partir de ayer la actividad se realiza todos los días de 9 a 19, siguiendo el protocolo y extremando las medidas sanitarias. El organismo que ejerce el control y las habilitaciones en este caso es la Secretaría de Ambiente, perteneciente al Ministerio de Producción

Las normas establecen que no se puede consumir bebidas alcohólicas en catamaranes y cada uno debe llevar la comida que va a consumir. Tampoco está permitido compartir ningún tipo de alimento, bebida, vestimenta o elemento de pesca con otra persona ni utilizar los espacios de camping para asados.

El uso de barbijo es obligatorio en todo momento y portar la licencia de pesca deportiva vigente o el permiso diario correspondiente.

No pueden asistir menores de edad ni personas mayores o que estén dentro de los grupos de riesgo.

Para acceder a los catamaranes del dique Cabra Corral se deben solicitar turnos previos, debido a que los propietarios tienen que emitir un listado de las personas que estarán en las embarcaciones. Se informó que su alquiler subió a $500 (unos $150 de aumento) por persona.

Los catamaranes deben trabajar con el 50% de su capacidad total ocupada, cumplir con demarcaciones de distancia, cartelería preventiva, elementos de higiene y la Guía de Pesca Deportiva emitida por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

En cuanto a las embarcaciones particulares, sus propietarios pueden realizar la actividad según las recomendaciones. Se permite un pescador por kayak, tres por embarcación asegurando las distancias, y en catamaranes familiares, un máximo de 10 personas.