Se emite por Nat Geo Kids

"Pablo", una mirada necesaria sobre el autismo

Los 104 episodios de la producción de Paper Owl Films proponen una visión desprejuiciada y sin estereotipos de los niños que pertenecen al espectro autista.
"Pablo" se ve de lunes a viernes al mediodía."Pablo" se ve de lunes a viernes al mediodía."Pablo" se ve de lunes a viernes al mediodía."Pablo" se ve de lunes a viernes al mediodía."Pablo" se ve de lunes a viernes al mediodía.
"Pablo" se ve de lunes a viernes al mediodía. 

Un niño viaja con la imaginación para entender los desafíos que se le presentan en la realidad. En ese hábitat de fantasía, y con la valiosa ayuda de un team zoológico, terminará de comprender cómo sortear estos inconvenientes. Así descrita, Pablo sería bastante similar a otras realizaciones de su clase. Es más, el suceso de este producto original de la tevé norirlandesa se diversificó en una saga literaria y una futura versión teatral. El punto es que se trata de la primera serie infantil que sigue la vida de un nene con autismo. En ese sentido el proyecto, tal como se asegura en su pegadiza canción de apertura, es “único…diferente el mundo ve”. Nat Geo Kids acaba de estrenar su segunda temporada (va de lunes a viernes al mediodía mientras que su primera temporada ya está dispuesta en Flow).

Cada episodio de Pablo combina el live action con una animación sencilla, colorida y tierna que emula el trazo a mano alzada de su protagonista. Gracias a sus crayones, el espectador tiene la chance de observar el universo desde la perspectiva de un niño al que la cotidianeidad le presenta dilemas existenciales. ¿Las situaciones que lo descolocan? Cortarse el pelo, el disgusto por tener que desprenderse de un sofá, estar en un supermercado lleno de estímulos, la intriga por un olor nuevo, o simplemente sus ganas de expresarse con onomatopeyas o garabatos. En este viaje los amigos son fundamentales: el dinosaurio Noa, el pajarito Wren, el gorila Tang, el ratón Mouse, la jirafa Draff y una llama que se llama… Llama, vendrían a representar las distintas facetas de su personalidad. ¿Tan distinto a lo que hace o busca cualquier infante? Pablo hace monerías, por momentos se apega al orden y lo seguro, es volátil, muy ansioso, temeroso, siempre necesita de sus amigos y se siente cómodo con su familia. Lo cierto es que, capítulo a capítulo, Pablo combate la uniformidad y ciertos estereotipos acerca del Trastorno del Espectro Autista.

Federico García Villegas, un niño colombiano de 12 años y con síndrome de Asperger, es quien le pone la voz al protagonista. En junio del 2017, su familia creó una fundación  para generar conciencia sobre esta condición de un modo bastante simple: informando de primera fuente qué es ser autista. En nuestro país, espacios como Red de Espectro Autista , TGD-Padres-TEA  y Brincar trabajan en esa misma línea. ¿Algunos equívocos muy instalados? Que las personas con TEA no se comunican, que están enfermas, que son agresivas o quieren estar aisladas. Para cambiar estas aprensiones, además de los capítulos, Nat Geo Kids difunde unas pastillas audiovisuales bajo el mote de El borrador de prejuicios. “¿Ustedes no han notado que cuando ven una película de terror los sentidos están superalterados y sienten la adrenalina en su cuerpo? Bueno, eso es “casi” mi estado habitual. Sólo somos así. Prejuicio aclarado, prejuicio borrado”, cuenta el chico en uno de esos clips.

La serie, original de Paper Owl Films, consta de un total de 104 capítulos. Cada uno de ellos, en poco más de diez minutos, conjuga lo lúdico con lo sensorial, contiene algunas vetas rupturistas, genera un mensaje inclusivo y ofrece entretenimiento seguro. Sin embargo, el mayor logro de Pablo es otro: revelar un mundo asible y empático desde la propia singularidad de su protagonista. Sus realizadores han manifestado que su mayor interés era dar una descripción precisa sobre esta condición. Por eso es que, en lugar de hacer un “ensayo sobre autismo”, invitaron a personas de este espectro para que compartieran sus experiencias diarias. Así terminaron de darle forma a este chico muy curioso pero que a veces tiene miedo, definitivamente necesita de su tiempo para entrar en confianza, no le gustan los cambios y detesta los ruidos fuertes. Alguien con un brillo diferente y al que le gusta pasar tiempo con su mamá. Quizás quien mejor lo graficó sea Grainne McGuinness, una de las responsables de la empresa: “Pablo no es una etiqueta ni un estereotipo. Si se agita es porque así es él, y todas las cosas maravillosas que hay sobre su personalidad lo definen. Pablo es un programa sobre Pablo”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ