Lo detuvieron ocultándose en General Rodríguez, luego de fugar de su casa en Tigre

Un cuidador detenido, acusado de asesinar al anciano al que supuestamente cuidaba

Un hombre de 38 años que trabajaba como cuidador del anciano que este domingo fue hallado asesinado a golpes en su departamento del barrio porteño de Palermo fue detenido esta mañana en la localidad bonaerense de General Rodríguez como sospechoso del crimen, según informaron fuentes policiales.

El acusado, identificado como Juan Pablo Guarnochea (38) y perteneciente a una empresa de enfermeros y cuidadores, fue atrapado durante la madrugada por efectivos de la Policía de la Ciudad, en el marco de la investigación del asesinato de Horacio Decurgez (92).

Según indicaron los voceros, personal de la División Homicidios de la fuerza de seguridad porteña estableció durante las últimas horas que Guarnochea se había fugado de su vivienda ubicada en el partido de Tigre y que se ocultaba en una casa de General Rodríguez,

Con esa información, los agentes montaron un operativo de guardia en cercanías del domicilio, situado en Roca al 100, y lograron capturar al acusado mientras circulaba por la zona. El hombre fue alojado en la sede de la Dirección Departamental de Investigaciones de General Rodríguez, desde donde será trasladado este martes hasta la Ciudad de Buenos Aires para ser indagado por el juez Edmundo Rabbione, quien subroga el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 62.

El crimen se descubrió el domingo por la mañana, en el quinto piso de un edificio situado en Santa María de Oro al 2700, a unas tres cuadras del Rosedal y los lagos de Palermo, donde residía Decurgez. De acuerdo a las fuentes, el encargado del edificio llamó al 911 al observar que salía humo del departamento de la víctima.

Al arribar al lugar, los bomberos ingresaron al inmueble y encontraron muerto al anciano, quien presentaba golpes en el rostro, por lo que le dieron intervención a la Policía de la Ciudad. Al inspeccionar el lugar, los investigadores hallaron una caja de seguridad pequeña dentro del ropero en el dormitorio de la víctima. La caja había sido  violentada y se encontraba vacía, por lo que la principal hipótesis apuntó a que el móvil del crimen fue el robo del dinero allí guardado.

Al respecto, los investigadores estiman, en base a datos aportados por familiares del anciano, que éste guardaba entre 300.000 y 400.000 pesos en efectivo. A su vez, los investigadores establecieron que Decurgez tenía dos cuidadores, una mujer en el turno de la mañana y Guarnochea, que lo acompañaba por las noches y quien fue considerado como principal sospechoso. En la escena del crimen, los peritos secuestraron prendas de vestir con manchas hemáticas que pertenecían al anciano, así como una pulsera y un reloj de su propiedad, que serán analizados en busca de rastros.

Tras los primeros peritajes de rigor en el departamento, el cuerpo de la víctima fue trasladado a la Morgue Judicial, donde se realizará la autopsia para precisar la mecánica de la muerte.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ