Las firmas inactivas disminuyeron de 56 a 21 por ciento en mayo

La industria se recupera de a poco

Las dificultades para el pago de salarios se redujeron por la implementación del programa oficial ATP y los acuerdos de suspensiones. 
Solo un 14 por ciento pudo mantener su nivel de ventasSolo un 14 por ciento pudo mantener su nivel de ventasSolo un 14 por ciento pudo mantener su nivel de ventasSolo un 14 por ciento pudo mantener su nivel de ventasSolo un 14 por ciento pudo mantener su nivel de ventas
Solo un 14 por ciento pudo mantener su nivel de ventas 
Imagen: NA

Mayo fue un mes de reactivación en la industria, aunque persisten las dificultades. Las empresas inactivas se redujeron de 56 a 21 por ciento con respecto a abril, de acuerdo al tercer relevamiento que el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina realizó a más de 700 empresas de diferentes sectores. Las dificultades para el pago de salarios se redujeron por la implementación del programa oficial ATP y los acuerdos de suspensiones. 

Más allá de la posibilidad de retomar actividades, la operatoria sigue siendo complicada: la mayoría tuvo caídas en sus ventas, salvo un 14 por ciento que pudo mantenerlas. Las más afectadas en este sentido son las empresas localizadas en la Patagonia, mientras que las menos afectadas son las ubicadas en el Centro y el Noroeste del país. 

Pese a la habilitación para producir en diversas regiones, las empresas enfrentan un incremento de los costos operativos por las dificultades logísticas: 54 por ciento tiene dificultades para abastecerse de insumos en el mercado local, 39 por ciento para garantizar el traslado del personal y 28 por ciento cuentan con impedimentos en el acceso a insumos importados por los cambios normativos. 

La caída en la facturación, el aumento en los costos operativos y los cortes en las cadenas de pagos, que se traducen en una gran cantidad de cheques sin cobrar, tuvieron como consecuencia un aumento en la cantidad de empresas endeudadas: la gran mayoría cuenta con atrasos en el pago de impuestos, mientras que una gran parte no pudo afrontar sus compromisos financieros, el pago a sus proveedores (dificultando aún mas la cadena de pagos) y/o tiene deudas con los servicios públicos. 

Mientras tanto, los problemas para calificar como sujeto de crédito son mayores en el contexto actual por la acumulación de deudas. En este sentido, la mitad de las empresas se encontraron con obstáculos a la hora de acceder a las medidas de asistencia financiera, por falta de respuesta de los bancos, acceso parcial a las líneas de financiamiento, dificultades para presentar la documentación requerida y el rechazo por la situación de riesgo crediticio, entre otros. 

Si bien gracias al ATP sólo un 3 por ciento tuvo dificultades para el pagar los salarios de mayo, la mitad de las empresas presenta problemas para afrontar el pago del medio aguinaldo.

El mundo de las Mipymes no es muy distinto al de las grandes empresas. la Fundación Observatorio PYME realizó una encuesta cuyos resultados fueron similares: alrededor de un 40 por ciento de pymes comenzaron a operar en mayo, pero con dificultades.  "Durante el último mes volvieron a funcionar al menos 34 mil empresas que ocupan 123 mil trabajadores, aunque no necesariamente todos ellos comenzarán a trabajar inmediatamente", describe el informe. Solo el 20 por ciento de las empresas tiene el 100 por ciento de su personal activo.  "Es prioritario evitar que los altos niveles de inactividad del personal registrado en las empresas actualmente en funcionamiento se transformen en desempleo abierto en los próximos meses", concluye el informe. 


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ