Se realizará en la fecha prevista, pero en forma virtual 

Feria de Editores, adaptada a las circunstancias

El tradicional encuentro se hará el 7, 8 y 9 de agosto. Participarán 150 editoriales de Argentina y el resto de América Latina. 52 librerías y distribuidoras facilitarán esta vez el proceso de compra y envío de los libros.
La edición del año pasado de la FED. Esta vez, como es lógico, no será "presencial". La edición del año pasado de la FED. Esta vez, como es lógico, no será "presencial". La edición del año pasado de la FED. Esta vez, como es lógico, no será "presencial". La edición del año pasado de la FED. Esta vez, como es lógico, no será "presencial". La edición del año pasado de la FED. Esta vez, como es lógico, no será "presencial". 
La edición del año pasado de la FED. Esta vez, como es lógico, no será "presencial".  
Imagen: Gentileza Matías Moyano

“A malos tiempos, buenos libros”. La 9° Feria de Editores (FED), virtual y pandémica, se realizará online en la fecha que estaba prevista, cuando se pensó que sería presencial en Ciudad Cultural Konex: 7, 8 y 9 de agosto, de 18 a 20 horas. La participación de 150 editoriales de Argentina y el resto de América Latina (Adriana Hidalgo, Ampersand, Caja Negra, Libros de la Mujer Rota, Fiordo y Leteo, entre otras) tendrá una novedad en esta edición: 52 librerías y distribuidoras serán las encargadas de facilitar el proceso de compra y envío de los libros. “Que las librerías son nuestras aliadas es una frase que se repite mucho, pero pocas acciones van en esa dirección. En un año especial donde todos los eslabones del libro están golpeados, nos parece importante trabajar mancomunadamente”, subraya Víctor Malumián, de Ediciones Godot, uno de los organizadores de la FED. “La salida es colectiva; nos pensamos como un ecosistema donde todos tenemos que entender que dependemos de los demás de una forma u otra”, agrega el editor.

La FED empezó en el bar de FM La Tribu en 2013 con apenas 15 editoriales. Como el espacio fue quedando chico, hubo varias mudanzas. En 2016 se realizó en la galería de arte Central Newbery, después ocupó el espacio del Centro Cultural Santos 4040 y en 2018 se estableció en Ciudad Cultural Konex, donde 14 mil personas visitaron la FED el año pasado, durante tres días. “La lógica de esta edición es que hay un sitio dentro de la web de la FED donde están todas las editoriales que participan y la metodología es que atienden por Google Meet, Instagram Live o un Facebook Live. Entonces entrás como lectora, recorrés la feria y en el stand que te interesa hacés click y te abre una pantalla donde está el editor o la editora atendiendo. Podés charlar con ellos y hacerles preguntas. La librería que tiene esa editorial va estar escuchando esa conversación y va a procesar la venta y preparar los paquetes”, explica Malumián. La librería Witolda (Venezuela 615) se encargará de las ventas de los libros de 27 Pulqui, Colmena, Danke, Iván Rosado, La Carretilla Roja y Neutrinos; librería Hernández (Corrientes 1436) tendrá a su cargo los sellos Siglo XXI, Ubu, Letras del Sur y EME; Librería Norte (Las Heras 2225) tendrá los libros de Ampersand, Argonauta, Arte a Babor, Entropía y Paradiso; y Céspedes (Céspedes 3065) venderá los libros de Rosa Iceberg, Qeja, Limonero, Compañía Naviera Ilimitada y Concreto (http://www.feriadeeditores.com.ar/fedvirtual/ ).

El canal de Youtube será análogo a la sala del Konex, donde se irá subiendo la programación cultural de la FED, con charlas y entrevistas que se confirmarán la próxima semana. Si las condiciones epidemiológicas y sanitarias habilitan que se pueda hacer la FED presencial, los primeros días de noviembre o diciembre, ¿la harían? “Hoy te diría que lo veo poco factible, rozando lo imposible. Lo que está caracterizando a esta época es lo incierto y lo poco predecible de los escenarios. Hoy te digo que no; pero quizá en tres meses, por una situación u otra, si la ciudad está perfectamente libre de coronavirus y tomando los recaudos necesarios se puede hacer… quizá la hagamos. Pero no tenemos capacidad de prever qué va a pasar de acá a quince días. No sabemos”, dice Malumián.

Tal vez las ferias del libro del futuro sean anfibias: presenciales y virtuales a la vez. “Antes, si el autor o autora no viajaba, no tenía mucho sentido pensar un contenido. Quizá ahora va a ser más fácil entrevistar a autoras o autores de otros países, que estén lejos geográficamente, y ese contenido no será percibido de menor valor porque no está presencialmente. Esto probablemente cambie”, plantea el editor de Godot y organizador de la FED. “Yo estoy ansioso por volver a poder tocar los libros, charlar, revolver. Ahí hay un montón de cuestiones que la virtualidad no resuelve; es lo mismo cuando se habla de la relación de las librerías y el delivery. Por supuesto que un porcentaje de libros se van a seguir vendiendo con delivery, pero la experiencia de visitar una librería no se puede cambiar –precisa Malumián-. Lo de la Feria es lo mismo; estamos todos esperando volver a la ‘nueva normalidad’ o cómo se llame; volver a participar socialmente de determinados eventos que implican movimiento de gente y contacto con lo real”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ