El problema de evaluar a la distancia

Aprobar materias en cuarentena: ¿Cómo están tomando examen las universidades?

Algunas instituciones elaboraron protocolos para evaluar en forma virtual o usan software de vigilancia, mientras que otras esperan al regreso de la presencialidad para validar aprendizajes.

La suspensión de las clases presenciales por la pandemia se suplió en las universidades con la enseñanza a distancia, pero dejó planteado el problema de la evaluación y la aprobación de las materias cursadas bajo esa modalidad. En algunas casas de altos estudios se resolvió tomar exámenes finales a través de entornos virtuales y plataformas digitales para que los alumnos puedan aprobar las asignaturas y seguir avanzando con sus carreras: en esos casos, se definieron protocolos que especifican paso a paso como realizar el proceso evaluativo. En general, lo están haciendo dándoles prioridad a quienes están más próximos a graduarse. Un caso que generó críticas se planteó en la Universiad de Córdoba, que adquirió un software para vigilar a los alumnos durante las pruebas. En muchas instituciones aún está en discusión qué hacer. Y otras directamente establecieron que las materias se aprobarán recién cuando los alumnos puedan dar examen en persona. 

En las facultades de Derecho y de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (UBA) ya comenzaron a tomar exámenes finales virtuales. Los docentes de cada curso optan por pruebas orales a través de plataformas como Zoom o Meet. Otros, en cambio, proponen entregas de trabajos en horarios determinados a través de los entornos virtuales. Por ahora la prioridad la tienen aquellos alumnos que están próximos a recibirse teniendo la totalidad de las materias regularizadas. 

En la Facultad de Psicología de la UBA se aprobó la Evaluación Virtual Integral (EVI) para aquellos estudiantes que hayan cursado asignaturas con régimen de promoción sin examen final y que hayan obtenido la condición de “aprobados” durante la cursada por el campus virtual. La modalidad de la EVI queda a criterio de cada cátedra: puede ser individual, grupal, oral o escrita. 

En en el resto de las facultades de la UBA aún están analizando los distintos claustros si se aprueba la toma de exámenes de forma virtual o se espera al regreso de la presencialidad para evaluar lo aprendido a distancia.

Vigilancia en Córdoba

La Universidad Nacional de Córdoba adquirió, a cambio de 17 mil dólares, una licencia para usar el software Respondus para evaluar a sus estudiantes: se trata de un programa que controla la computadora del alumno para que, durante el periodo estipulado, solo pueda ocuparse de la prueba, y a la vez registra al estudiante mediante un sistema de reconocimiento facial, en busca de posibles gestos que denoten que se está copiando. En principio, Respondus se usará en las facultades de Ciencias Económicas y de Ciencias Exactas. La decisión generó rechazó en distintos sectores de la comunidad estudiantil y docente, porque implica una vulneración de la privacidad de los alumnos y puede implicar un deterioro para la relación de los estudiantes con sus profesores, que así terminan asumiendo un rol policial.

Los que tienen prioridad

En la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) también rige el criterio de priorizar la toma de exámenes para aquellos estudiantes que están a pocas materias de recibirse. "Iremos resolviendo el tema en la medida de lo posible. Pero por ahora vamos a priorizar tomarles exámenes a los estudiantes que están a una o dos materias de recibirse", señaló en diálogo con PáginaI12, el rector de la UNAJ, Ernesto Villanueva.

La Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) dicta carreras de grado y posgrado, presenciales y virtuales. En ese sentido, el rector de la UNQ, Alejando Villar señaló a este diario que "aquellos que ya estaban cursando carreras de forma virtual tienen un régimen por el que tienen que rendir exámenes finales de forma presencial y escrita". Sin embargo, debido al aislamiento social esos exámenes fueron suspendidos y se puso en marcha la toma de exámenes virtuales para un grupo de 300 estudiantes que están a una o dos materias de recibirse.

En el caso de los los alumnos que cursan carreras presenciales, las autoridades ya han habilitado los mecanismos necesarios para poder realizar las evaluaciones a través de las plataformas digitales. "A los presenciales se los va a evaluar con el curso. Ya está todo armado para que se puedan tomar exámenes ahora en julio y agosto. Cada docente organizará la modalidad de evaluación que puede ser una defensa oral mediada por alguna plataforma como Zoom", indicó Villar.

En la Universidad Nacional de las Artes (UNA) también están trabajando en la misma línea: priorizar a los estudiantes que están cerca de graduarse. "Actualmente está habilitado el tema de la defensa de tesis y exámenes para alumnos que están a punto de recibirse. Pero todavía estamos consultando con los distintos claustros la posibilidad de extender los exámenes a una mayor cantidad de alumnos. También estamos trabajando para armar un esquema y estructura virtual mucha más solida que la que armamos para el primer cuatrimestre", señaló la rectora de la UNA, Sandra Torlucci.

Los protocolos para evaluar

En algunas universidades lanzaron protocolos para la toma de exámenes en los que se especifica la metodología de evaluación, horarios y condiciones y criterios de aprobación. La Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (Unnoba) habilitó la Plataforma EDFinales donde cada mesa tendrá un espacio para la toma de su final. Dentro de cada espacio, se cuenta con distintas herramientas para poder diseñar los exámenes finales. La modalidad de los exámenes será oral o escrita según lo decida cada docente. Asimismo, la universidad señala en su protocolo que "los docentes deberán informar con anterioridad al examen, los plazos y formas requeridos para que los alumnos realicen sus reclamos respecto de la pérdida de conectividad u otros problemas que pudieran surgir en el transcurso del examen".

La Universidad Nacional de Cuyo también elaboró un protocolo para el efectivo desarrollo de exámenes finales (orales, escritos, mixtos) por medios virtuales. "En la medida que puedan retornar las actividades presenciales, se trabajarán acciones compensatorias con las/os estudiantes que no puedan acceder a su derecho a rendir en la modalidad virtual por no contar con internet y/o computadora. En este sentido, las acciones irán diseñándose en función de las regulaciones nacionales y provinciales referidas a la presencialidad en las universidades", consigna el protocolo de la UNCu.

La Universidad Nacional de Villa María, en Córdoba, ya evaluó a más de 2300 alumnos con la modalidad a distancia. La última semana, en la primera tanda de exámenes desde la vigencia del aislamiento social, se conformaron 1175 mesas en las diferentes sedes de la casa de altos estudios (Villa María, San Francisco, Villa del Rosario y Córdoba), con la participación de 2.348 estudiantes que rindieron materias a través del campus virtual.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ