El productor, multiinstrumentista, modelo e ícono de las redes prepara su segundo disco

Gus Dapperton, un artista queer para la generación TikTok

Su colaboración con Benee lo convirtió en hit viral en la red de los videos, pero hay mucho más en su próximo disco, Orca.
"No creo que las redes sociales sean el mejor medio para crear audiencia", dice Brendan Patrick Rice, aka Gus Dapperton."No creo que las redes sociales sean el mejor medio para crear audiencia", dice Brendan Patrick Rice, aka Gus Dapperton."No creo que las redes sociales sean el mejor medio para crear audiencia", dice Brendan Patrick Rice, aka Gus Dapperton."No creo que las redes sociales sean el mejor medio para crear audiencia", dice Brendan Patrick Rice, aka Gus Dapperton."No creo que las redes sociales sean el mejor medio para crear audiencia", dice Brendan Patrick Rice, aka Gus Dapperton.
"No creo que las redes sociales sean el mejor medio para crear audiencia", dice Brendan Patrick Rice, aka Gus Dapperton. 
Imagen: Gus Dapperton | Prensa

Gus Dapperton es un joven multiinstrumentista de Nueva Jersey, nacido en 1997, que se hizo conocido a través de Supalonely, su feat junto a la cantante Benee  que es hit en TikTok. Pero es un personaje mucho más interesante y complejo que eso. Para empezar, es la síntesis centennial entre varios mundos de la nostalgia inmediata. En su inminente segundo disco, Orca (que saldrá el 18/9), se encuentran la canción acústica emo de Dashboard Confessional, el sonido bucólico y un poco vintage de Mac DeMarco y la producción electrónica lo fi. Y su estética fashionista es la de una estrella del pop.

"No me siento parte de ninguna escena", cuenta desde su departamento de Brooklyn. "Me gustan las escenas pero no quiero ser definido por ningún género: quiero tomarlos todos porque todos me parecen buenos, y quiero mezclaros y agarrar todas mis influencias porque no quiero tener que dejar fuera a ninguna. Me gustan el hip hop, el house, el techno y la música country, y quiero poder usarlos todos."

Lo bueno y lo malo de salir de gira a los 20

Gus Dapperton es más que el seudónimo del joven nacido como Brendan Patrick Rice. Es el espacio que el artista, que hace música desde su más temprana adolescencia, encontró para volcar sus sentimientos más profundos. La identidad que más lo representa. "Como Gus Dapperton pude exteriorizar cosas que antes empujé al fondo de mi mente. Este nuevo proyecto es sobre mis emociones más profundas. Es sobre el dolor, el sufrimiento y también el amor", reflexiona. "Sobre tener dolor dentro y a su vez tener mucha gente incondicional a tu lado. Antes hacía canciones más upbeat sobre amor, y también sobre corazones rotos… pero en este disco hablo realmente de mi vida y soy yo."

Orca es triste, descarnado, primal. Y lo demuestran los dos cortes de difusión, First Aid y Post Humorous, que tiene un video grabado en cuarentena en el que sus amigos bailan desde sus casas. La inspiración para Orca viene de un lugar oscuro. Luego de su primer álbum, Where Polly People Go to Read, de 2019 , Dapperton y su banda se fueron de gira por Estados Unidos. Una situación sobre la que muchos adolescentes sueñan, pero de cuyo lado potencialmente nocivo se habla muy poco.

"Tenía 20 y mis bandmates casi todos 19… mi hermana, tecladista, tenía 17. Empezamos a girar y nunca tuvimos tiempo de atravesar esas etapas de la adultez. Celebramos como locos, nos fuimos mucho de fiesta, tuvimos estos picos de excitación emocional y después nos subimos un avión, a no dormir lo suficiente, vomitando en el avión y sintiéndonos miserables. Fueron subidas y bajadas muy fuertes.", señala.

"Tuve uno de mis más altos picos emocionales y luego uno de los más bajos de mi vida. Es físico: no dormir, comer mal, tener la agenda apretada, beber mucho. Realmente fue demasiado para nosotros, y no me sentí mal solamente por mí sino por mi hermana y mis bandmates", admite. Después de un período de recalcular, ese susto y ese shock forzoso de adultez los llevaron a ser la banda sólida que son hoy.

Una banda de amigos

Gus Dapperton es un proyecto de amigos. Su hermana, Amadelle, es su mejor amiga. Y con el baterista, Teeromas, dieron juntos sus primeros pasos en la música: "Cuando estábamos en el colegio, él se la pasaba tamborileando con sus dedos, con lapiceras y con lo que encontrara. Y era muy bueno. Yo ya tocaba la guitarra y le dije que debería empezar a tocar la batería así formábamos una banda. Y hoy es un baterista increíble", recuerda. Con el bajista Yendawg se conocieron jameando; era más amigo de su hermana. Todos crecieron juntos, y eso les da una conexión muy fuerte. La banda se completa con su más reciente incorporación, la guitarrista Sarah.

Si bien Orca es su primer trabajo mezclado y masterizado por un externo, Gus Dapperton es en esencia un productor, y así encara la artesanía detrás de sus canciones. Sus canciones anteriores fueron grabadas, tocadas y mezcladas en su totalidad por él mismo, en su estudio casero. Se considera guitarrista y pianista, pero aún reconociendo el cliché detrás de la frase, cree que su instrumento principal es la computadora.

Antes de que su proyecto personal tomara su forma actual, Dapperton solía producir música electrónica y crear beats para otra gente. "Sé como meter cada uno de los instrumentos y lograr que suenen como quiero, así que sí, creo que producir es mi rol principal", describe.

Para Orca el proceso cambió un poco. En general graba las partes de piano, guitarra y voz y maqueta con baterías electrónicas. Luego sus compañeros tocan sus partes, y tanto su hermana como otros amigos y amigas aportaron sus voces. Ese disco fue a Spike Stent, ingeniero en mezcla y mastering detrás de discos de Frank Ocean y Lady Gaga. "Lentamente el proyecto se volvió mas colaborativo y eso me encanta, pero es importante encontrar a las personas indicadas", dice el artista.

"Me considero pansexual, o whatever"

Gus Dapperton es una rara avis. Además de músico es modelo y tiene un estilo camaleónico que causa furor en las redes sociales y los blogs de moda. Su feat en el hit de Benee lo dio a conocer no sólo en el mercado mundial sino también en América latina. La canción los llevó incluso al Ellen Degeneres Show. Pero a él no le interesa ser un artista de TikTok.

"No creo que TikTok sea la forma más auténtica de dar y recibir música. Son sólo unos segundos. Igual es cool ver a otra gente usando la canción y estoy muy agradecido, pero no creo que las redes sociales sean el mejor medio para crear audiencia. Los chicos en TikTok son más fanáticos de la cultura pop que de la música." Por el contrario, sus redes favoritas son Instagram y Youtube, donde pasa horas a diario.

En internet se lo define como un artista queer, aunque en el medio es sabido que está de novio con una fotógrafa. Gus considera que la etiqueta proviene de su relación ecléctica con los géneros, en el plano musical y sobre todo en lo que refiere al estilo personal, que más que un accidente es un statement. "Me considero pansexual, pero whatever. El significado que le encuentro es que veo al género como algo que solamente importa en la moda, que es la única forma de arte definida por el género. Ni el cine, ni la música lo están, solo la ropa. Y no me gusta dividir ningún tipo de arte en categorías: naturalmente me visto y me produzco de un modo inclusivo."

Orca verá la luz el 18 de septiembre, y seguramente lo presenten con algún live a beneficio y algunos acústicos en video. Pero la idea es, principalmente, guardar esas canciones tan personales para cuando puedan ser coreadas al unísono. "Me gustaría que la gente pase un largo tiempo con las canciones antes de tocarlas: así creo que van a tener una vida más larga. Si tenemos que esperar un año para girar, esas canciones ya van a ser parte de la vida de la gente, y va a ser super cool cuando finalmente podamos presentarlas."

Finalmente, se despide con palabras de aliento para todos los que estén del otro lado. "Espero que todos estén seguros y cuidándose. Y les digo que si quieren hacer música, deberían hacer música. No creo que tenga que ser una cosa exclusiva de unos pocos." 


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ