El discurso de mano dura cambiemita produjo un aumento de delitos entre 2018 y 2019

El macrismo y la inseguridad: la verdad de los delitos, la mentira del Pro

A pesar de que la flexibilización de la cuarentena produjo un aumento de delitos, no se llegó a las cifras de 2019, cuando gobernaba el macrismo e imperaba el discurso de la mano dura.
En la semana que empieza este lunes se darán a conocer los datos completos de 2019.En la semana que empieza este lunes se darán a conocer los datos completos de 2019.En la semana que empieza este lunes se darán a conocer los datos completos de 2019.En la semana que empieza este lunes se darán a conocer los datos completos de 2019.En la semana que empieza este lunes se darán a conocer los datos completos de 2019.
En la semana que empieza este lunes se darán a conocer los datos completos de 2019. 

Los principales delitos --homicidios y robos agravados y no agravados-- bajaron notoriamente en el primer semestre de 2020 aunque la flexibilización de la cuarentena produjo un aumento en mayo y junio, comparado con abril. Sin embargo, aún en esos meses no se llegó a los niveles de 2019, cuando imperaba el marketing de la mano dura de Cambiemos. Los números desmienten a los voceros y fuerzas tradicionales de la derecha que, cuando no tiene muchos ángulos para pegarle a un gobierno no-neoliberal, usan la seguridad como caballito de batalla. En la semana que empieza este lunes se darán a conocer los datos completos de 2019, con la particularidad de que los delitos subieron respecto de 2018, pese a los discursos de mano dura del macrismo.

En las últimas 48 horas trascendió un plan para armar una especie de comando tripartido Nación-CABA-Provincia de Buenos Aires, que en realidad es una propuesta del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Hubo medios que hasta lo presentaron como una intervención al Ministerio de Seguridad, que conduce Sabina Frederic. Por ahora, el plan no fue presentado ni analizado.

Homicidios

Los datos del primer semestre de 2020 surgen de un procesamiento inicial del Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC) que reúne la información oficial de todos los distritos del país que reportan, mes por mes, a ese sistema. Durante los primeros seis meses de 2020 se registraron 1.044 víctimas de homicidios dolosos -peleas familiares, peleas entre conocidos, femicidios, homicidios en ocasión de robo y otros-- que es un dos por ciento menos que en 2019 y 13 por ciento menos que en 2018. Sin embargo, durante mayo y sobre todo durante junio, cuando la flexibilización de la cuarentena fue más notoria, se produjo un aumento significativo, que es lo que explica que los números se parezcan mucho a los del año anterior.

Uno de los diagnósticos es que hay presente en la sociedad, y por lo tanto en los delitos, más violencia que en épocas anteriores, algo que deberá estudiarse. En principio, los especialistas consultados por PáginaI12 evalúan la hipótesis de que la angustia y la incertidumbre de la pandemia y la cuarentena crean más desequilibrios, algo que se manifiesta en más consumo de psicofármacos, más atención psiquiátrica y, todo lo indica, mayor violencia en los hechos delictivos. Aún así, están por debajo de 2019, comparados por ejemplo junio de este año con junio del año pasado.

La baja en los homicidios se registró mayoritariamente por la caída registrada en los meses de enero, marzo y abril en los que se presentaron valores inferiores a los mismos meses del año previo. Durante el mes de mayo se interrumpe el descenso al registrarse 16 por ciento más de víctimas de homicidios dolosos que en abril y el aumento continuó en junio. Las provincias en las que se registró una menor cantidad de hechos durante el mes de mayo respecto al año anterior fueron: Entre Ríos, Formosa, Misiones, Salta y Santa Fe. Las siguientes provincias no registraron hechos durante el mes de mayo: San Juan, San Luis, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

El aumento de mayo y junio habrá que evaluarlo y verificar lo que sucedió en julio, para ver si esta tendencia fue coyuntural o vino para quedarse. En todo caso está claro que en épocas de Bullrich no se desató una histeria mediática como la actual: en la Argentina y el mundo, la cuestión de la inseguridad es utilizada por la derecha como un ariete. El gobierno les dejó poco ángulo en el tratamiento del coronavirus --la perfomance fue mejor que en casi todos los demás países--  y tampoco aparecieron casos de corrupción y la administración de los Fernández acertó igualmente con la deuda. De manera que la alianza político-judicial-mediática opositora se asienta en las cuestiones que tienen que ver con el delito, instalando ideas falsas:

*Que hubo mucha liberación de presos, algo que no ocurrió y que fue muy inferior a las prisiones domiciliares que se dictaron en la mayoría de los países.

*Que los delitos están en vertiginoso ascenso, cuando los datos muestra que hay menos hechos que cuando gobernaba Cambiemos.

Robos

Respecto de los robos, la reducción es más notoria y pareja. Durante los primeros seis meses de 2020 hubo un descenso del 26 por ciento con respecto al mismo período de 2019. Durante los meses de marzo, abril y mayo se produjeron las mayores reducciones con respecto a años anteriores, por supuesto debido a que la cuarentena se siguió en forma más estricta, aunque se fue relajando. En junio se produjo un incremento con respecto al mes de mayo de aproximadamente 30 por ciento. Aun así, en junio de 2020 hubo en todo el país 28 por ciento menos de robos y robos agravados que en 2019 y 22 por ciento menos que en 2018. De los datos se desprende que, pese al marketing de Cambiemos, los robos aumentaron entre 2018 y 2019, en plena gestión de Patricia Bullrich.

La tasa de robos durante el mes de mayo fue de 42,5 cada 100.000 habitantes, subiendo respecto del mes de abril que fue 29,4 cada 100.000 habitantes. Pero aún así fue significativamente menor que mayo de 2019 y mayo de 2018. Y ese dato no se verificó únicamente en algunos distritos del país, sino en todas las provincias.

El Ministerio de Seguridad de la Nación recibe información sobre estos delitos por parte de todas las policías provinciales en el marco de la gestión del Sistema Nacional de Información Criminal. Aunque se trata de delitos de competencia provincial, el Ministerio de Seguridad de la Nación colabora en el desarrollo de estrategias de prevención junto a los ministerios de seguridad de cada provincia y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En ese marco, se trabajan las estadísticas que proveen los distritos.

Durante la semana que viene se presentarán los datos completos de 2019. Todo indica que el delito aumentó en forma notoria respecto de 2018, un dato que surge como lógico producto del aumento de la desigualdad y la crisis social. Sin embargo, Cambiemos logró la cobertura para que las cifras no trascendieran: se ve que la inseguridad no se soluciona únicamente con el discurso de la mano dura. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ