Reestructuración de bonos en moneda extranjera bajo legislación local por 41.717 millones de dólares

Deuda: la segunda etapa del canje

Un tercio del total (14.700 millones de dólares) se encuentra en manos de inversores del sector privado, y el resto en organismos públicos. Las condiciones de la operación son similares que las acordadas con acreedores del exterior.
Martín Guzmán, ministro de Economía, espera un alivio de unos 20 mil millones de dólares en los próximos diez años con el canje de la deuda en dólares con legislación local. Martín Guzmán, ministro de Economía, espera un alivio de unos 20 mil millones de dólares en los próximos diez años con el canje de la deuda en dólares con legislación local. Martín Guzmán, ministro de Economía, espera un alivio de unos 20 mil millones de dólares en los próximos diez años con el canje de la deuda en dólares con legislación local. Martín Guzmán, ministro de Economía, espera un alivio de unos 20 mil millones de dólares en los próximos diez años con el canje de la deuda en dólares con legislación local. Martín Guzmán, ministro de Economía, espera un alivio de unos 20 mil millones de dólares en los próximos diez años con el canje de la deuda en dólares con legislación local. 
Martín Guzmán, ministro de Economía, espera un alivio de unos 20 mil millones de dólares en los próximos diez años con el canje de la deuda en dólares con legislación local.  
Imagen: Kala Moreno Parra

El acuerdo de reestructuración de la deuda en dólares bajo Ley Nueva York no es la única tarea importante que lleva adelante el Ministerio de Economía en materia de deuda. En paralelo se avanza en la reestructuración de los bonos en moneda extranjera bajo legislación local. Se trata de un monto por 41.717 millones de dólares. La semana pasada, el Congreso aprobó el proyecto para avanza en el canje.

Las estimaciones del mercado indican que del total de bonos en moneda dura con legislación argentina cerca de 14.700 millones de dólares (un 35 por ciento total) se encuentra en manos de inversores del sector privado.

En un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso se indicó que la reestructuración de esta deuda de los inversores locales permitiría un alivio financiero cercano a los 20.000 millones de dólares en los próximos diez años.

Se detalló que en total los títulos a reestructurar equivalen al 12,9 por ciento del total de la deuda pública y representa el 12,5 por ciento del PIB. Algo más de la tercera parte de esta deuda se encuentra en manos de inversores privados, mientras que el resto de los bonos los tienen distintos organismos públicos (BCRA, FGS, Banco Nación, entre otros).

En el Ministerio de Economía aseguraron desde el inicio de las conversaciones con los acreedores internacionales que los bonistas locales recibirían un trato idéntico. Esto se cumplió en la ley aproba por el Congreso para reestructurar estos bonos. En el documento oficial se aclara la reciprocidad que recibirán los bonistas locales.

Opciones para canjear

En el Palacio de Hacienda definieron que los inversores con títulos bajo ley argentina elegibles para la reestructuración de deuda pública podrán canjearlos por opciones denominadas en dólares y también en pesos.

Se precisó que los tenedores que cuenten con instrumentos en dólares (Letes, Bonar, Par y Discounts) podrán trocar sus títulos por nuevos bonos en moneda extranjera con vencimientos en los años 2030, 2035, 2038 y 2041, según los términos de la oferta.

A su vez, los tenedores de Letes y Bonar, en conjunto con los de Lelinks, Bono dual 2020 y Bonte 2021, podrán optar por hacer un canje por bonos en pesos con ajuste por CER y vencimiento en 2026 y 2028.

El ministerio de Economía precisó que estos nuevos títulos ajustables por CER, los que se suscribirán a la par, tendrán un cupón anual del 2 por ciento para los de vencimiento en 2026 y del 2,25 por ciento para los 2028.

La principal apuesta en el equipo económico es desarrollar un mercado de deuda en pesos fuerte que tenga incentivos para que los inversores financien al sector público. En ese sentido, este martes habrá una licitación de letras en pesos (Ledes) con vencimiento en diciembre y enero próximos, más  bonos (Boncer) ajustados por inflación con vencimiento en 2022 y 2023

Fondo Monetario

En el Palacio de Hacienda tienen además un tercer frente abierto vinculado a la deuda. Se trata del préstamo del Fondo Monetario Internacional negociado por el macrismo en 2018 y que tiene vencimientos imposibles de abordar para la economía.

La próxima renegociación de deuda deberá encararse con los técnicos de organismo de crédito internacional para intentar modificar el perfil de vencimiento de estos pasivos. En total la deuda que la gestión anterior tomó con el Fondo Monetario suma 44 mil millones de dólares y tiene en los próximos 4 cuatro años concentrado parte relevante de los vendimientos. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ