Alarmante cantidad de crímenes y ataques en sólo cuatro días

La saga de violencia terminó en el cementerio

Un joven fue herido de gravedad en una balacera al mediodía y frente a La Piedad, donde fue a enterrar a su amigo asesinado el viernes
Varios vehículos recibieron impactos de bala.Varios vehículos recibieron impactos de bala.Varios vehículos recibieron impactos de bala.Varios vehículos recibieron impactos de bala.Varios vehículos recibieron impactos de bala.
Varios vehículos recibieron impactos de bala. 
Imagen: Gentileza Rosario3.com

Un joven resultó herido con un disparo en su cabeza y en una de sus piernas en las puertas del cementerio La Piedad, donde ayer al mediodía había ido a despedir a un amigo a quien habían asesinado en las últimas horas. Ese amigo era Iván Leguizamón, de 24 años, quien el último viernes alrededor de las 21 fue baleado junto con otros dos amigos cuando caminaba por Colombres al 2700, en la zona oeste, por tres hombres jóvenes que también circulaban a pie. Ahora el herido grave es Leonardo Ezequiel R. de 26 años y amigo de Iván. Los investigadores creen que el barrio donde se produjeron las últimas muertes es un territorio de disputa narco.

De todos modos no está clara la mecánica: el florista que tiene su puesto en el mismo sitio del intercambio de plomos dijo al ser entrevistado por Canal Tres que vio "disparos de ambos lados", pero el padre de Leguizamón se mostró sorprendido: "No ví nada. Estuvimos allá al fondo", dijo, apuntando con su dedo índice al cementerio La Piedad por la sepultura. "Sí escuchamos. No sé nada. Nos hicieron esperar un rato. Nos abrieron la puerta, me subo a la camioneta y tiene un disparo", agregó el papá del joven asesinado. En verdad varios vehículos fueron baleados en el marco del enfrentamiento. Uno de ellos es del propio Leguizamón padre, quien aseguró: "Estábamos todos adentro, en el fondo, y primero pensé que eran como cohetes pero después se escucharon cualquier cantidad de tiros. Cuando salimos había un chico herido con un tiro en la cabeza y mi camioneta, una Renault Kangoo, tenía un balazo en el parabrisas. No sé si era para las personas que se quedaron afuera, si hubo un enfrentamiento o pasaron a tirar. No sé porque estábamos adentro, en el fondo”, dijo Francisco para agregar que al joven herido no lo conocía.

En tanto la víctima, Leonardo de 26 años, fue trasladada al Heca en un Volkswagen Fox. Fue enviada a cirugía de forma urgente. 

La balacera se dio entre los atacantes y los familiares y amigos de Iván, quienes no pudieron ingresar por estar limitada la cantidad de gente, con lo cual solo diez pudieron acceder al camposanto.  

No es la primera vez que las crónicas policiales reflejan la violencia que sufren los habitantes de Colombres y calle 1709 donde hace más de un año vienen denunciando el funcionamiento de un búnker de drogas. A poco más de 12 horas del crimen de Iván, fue asesinado a tiros Emiliano Soto, de 18 años, cuando el sábado a las 15 le quisieron robar la moto en Colombres al 2800 y en junio pasado hubo otros dos baleados en la misma zona.

Francisco Leguizamón contó a medios de prensa presentes que el viernes habían estado trabajando con Iván en la construcción de una casa para él, y que para festejar iban a comer un asado con otros dos amigos. “Fue a buscar a dos pibitos y cuando venían, ahí lo mataron”, confesó con su voz entrecortada. Fuentes de la Fiscalía completaron esa información e indicaron que el viernes a las 21 Iván caminaba junto a Agustín C., de 23 años, y Carlos S., de 21, por Colombres y antes de llegar a la esquina con calle 1709, tres jóvenes los pasaron caminando, se dieron vuelta y abrieron fuego. Iván recibió un disparo en el tórax y fue trasladado por un allegado en un auto particular hasta el Heca.

Ayer los investigadores recolectaron al menos una decena de vainas servidas, pero testigos dijeron haber escuchado muchas más detonaciones. La investigación quedó a cargo del fiscal de Homicidios Ademar Bianchini.

Rato después de la balacera dos jóvenes de 18 y 21 años fueron detenidos en un operativo policial, aunque no está claro si tiene ligazón con el hecho. Los arrestados fueron identificados como Agustín R., de 21 años, y Juan F., de 18. Según informaciones policiales, la detención se llevó a cabo en 27 de Febrero y Colombia, tras un operativo de "saturación" (mayor presencia de efectivos en puntos estratégicos) de la Policía de Acción Táctica por la zona.

Los detenidos viajaban a bordo de un Volskwagen Bora al momento del arresto y dentro del vehículo se encontraba una escopeta calibre 16. Ambos fueron derivados a la seccional 32 a la espera del accionar de la Justicia.

Las muertes más conmocionantes comenzaron el jueves por la noche en Granadero Baigorria y la víctima fue Marcelo Alejandro "Coto" Medrano, de 44 años. El referente secundario en la barra brava de Newell's, quien lideraba una organización narco, recibió múltiples disparos al salir de una estación de servicio de Eva Perón y Pueyrredón, en Granadero Baigorria. Intentó huir a pie, pero cayó malherido por balazos en el abdomen y luego lo remataron de varios tiros en  el cráneo. Los pesquisas creen que otros dos crímenes ocurridos el día posterior tienen que ver con el primero: el de dos hombres de 32 y 48 años –Ezequiel Arrua y Osvaldo Ibarra, respectivamente– encontrados en Florencio Varela al 1200, en Granadero Baigorria, en uno los paredones del cementerio municipal, maniatados y con disparos en sus cabezas. Los tres crímenes quedaron en manos de la Agencia de Criminalidad Organizada.  

El sábado, en Maestros Santafesinos al 4700, en zona sur, murió Matías Báez (35), cuando el grupo con el que estaba fue atacado a tiros desde un vehículo. Otros dos hombres resultaron heridos de gravedad.

Finalmente, el sábado por la tarde Sergio Gabriel Palma, taxista, fue asesinado de cinco balazos en las piernas en Cavia y Larrechea, en la zona norte. Falleció minutos después en el Hospital Alberdi. De acuerdo a la información que tiene la Fiscalía, estaba con el taxi estacionado en vía pública, cuando fue abordado y agredido con disparos de arma de fuego por una persona no identificada al momento. No tenía allí ningún viaje solicitado y previo a su crimen discutió con sus agresores. Los investigadores no creen en el robo sino en una cuestión ligada a algún ilícito.   

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ