Contra el intendente y el COEM de Pichanal

Un hombre aislado con covid denunció privación ilegítima de la libertad

En Pichanal detectaron 13 trabajadores del frigorífico Bermejo con covid-19. Fueron enviados a aislamiento en el complejo municipal. Uno recurrió a la Justicia porque reclaman hacer la cuarentena en sus casas. 

En el Frigorífico Bermejo, en la localidad de Pichanal, detectaron a 13 empleados y empleadas con covid-19. El Comité Operativo de Emergencia Municipal dispuso entonces el aislamiento institucional obligatorio en el Complejo Municipal. 

Uno de los trabajadores cuya prueba dio positiva para la covid denunció al intendente Sebastián Domínguez y al resto de funcionarios municipales del COEM. Esgrimió una situación de estado de abandono de persona y pidió terminar el aislamiento en su domicilio particular.

La gerenta del Hospital Vicente Arroyabe, Jorgelina Amún, dijo que el COE local estableció el aislamiento institucionalizado porque antes hubo personas que incumplieron la medida cuando se les permitió quedarse en sus casas, por eso, señaló que esa es la única manera que tienen para poder realizar un control estricto.

El trabajador que hizo la denuncia penal, reseñó que se encontraba aislado preventivamente en su domicilio particular, no conviviendo con ninguna otra persona, y teniendo todas las condiciones para cumplir adecuadamente con los recaudos que exigen los protocolos vigentes a la fecha en toda la provincia. 

El empleado explicó que tuvo signos o síntomas leves y que en su casa no tuvo contacto con personas cercanas o familiares. El 13 de septiembre se presentaron funcionarios municipales, de Defensa Civil, con una ambulancia y "lo obligaron" a subir bajo "coerción e intimidación", diciéndole que de no hacerlo le enviarían a la policía local. 

Esta persona manifestó su voluntad de continuar cumpliendo el aislamiento en su casa y exhibió que se encontraba viviendo solo y en condiciones adecuadas, ya que no tiene síntomas.

Dado que otros trabajadores se habían quejado de supuestas malas condiciones en el complejo municipal, Amún sostuvo que habló el lunes con los aislados y que habían manifestado su conformidad de quedarse en ese lugar. Respecto al mantenimiento, indicó que "es un trabajo conjunto y están con personal reducido. "Entiendo que no es fácil y que haya reacciones propias de la situación de aislamiento", consideró.

La gerenta del hospital dijo que el Frigorífico Bermejo había aceptado la normativa de trabajo. "Estamos conteniendo. Este lunes se declaró la circulación comunitaria, ahora tenemos 50 casos positivos desde que comenzó la emergencia. Ante esta situación, también se realizan los aislamientos domiciliarios de contactos estrechos por 14 días", indicó.

En simultáneo, el Servicio Nacional de Seguridad Animal (SENASA) suspendió la faena en el frigorífico y puso a disposición del COEM el control de las condiciones de higiene y seguridad. El Comité solicitó que la empresa les realice los tests a todos los empleados que están trabajando. 

"Nosotros somos 13 operarios y personal calificado de la empresa Frigorífico Bermejo, entre mujeres y varones, con covid positivo con síntomas leves o asintomáticos", explicó el denunciante a Salta/12. Además, los otros 7 varones que están aislados también se pusieron al teléfono y expresaron su disconformidad con el lugar al que los confinaron a hacer el aislamiento. Pidieron que no se difundan sus nombres porque temen que haya consecuencias.

"Nos llevaron a hacer el aislamiento, no nos dieron ni un acta. Nos trasladaron al complejo municipal donde no están dadas las condiciones. Hay un baño para 8 varones y las mujeres tienen otro. El lunes pedimos elementos de higiene para hacer la limpieza. El personal del Hospital vendrá una vez a la semana a tomar temperatura", explicó otro trabajador.

Desde el Frigorífico Bermejo dijeron a Salta/12 que hicieron esfuerzos entablando comunicación con el COE local para que los trabajadores y trabajadoras que no quieren quedarse en el complejo municipal fueran a sus casas pero no consiguieron una respuesta positiva. Consideraron que no permitirlo es ilegal ya que va contra los derechos personales.

Los aislados se quejaron de que el jefe de guardia les restringió a una hora al mediodía y otra a la tarde para el ingreso de comida e insumos que solicitaron a sus allegados. Si bien el Hospital les lleva almuerzo y cena, aseguraron que es "muy básico".

"Las condiciones del lugar son malas, no se brinda ningún cuidado asistencial, médico o sanitario adecuado. Me obligan en forma arbitraria e ilegítima a transitar esta patología en deplorables condiciones, poniendo en riesgo la vida y salud de mi persona y de las otras personas que se encuentran en el lugar, en un espacio físico en malas condiciones, con baños sin agua ni luz, en el cual no se dispuso la limpieza o higiene, sin asistencia médica contínua y adecuada, sin proporcionar alimentación e higiene adecuada. Existe en el predio una pileta con agua podrida, con un exceso de mosquitos producto de la falta de mantenimiento del agua en mal estado y del césped sin cortar, este extremo agrava el riesgo de contraer dengue", sostuvo el denunciante.

"Cuando ingresás te dan una toalla, papel higiénico, un alcohol y un jabón blanco. El martes pedimos lavandina para limpiar. Nos habían avisado que traigamos ropa y elementos de higiene personal. No hay frazadas, solo una sábana y el colchón en las camas. Cada uno tiene que pedir a los familiares que nos traigan", relató el obrero.

El denunciante argumentó que en el caso de que él y el resto de las personas se retiren voluntariamente del complejo municipal "cumpliendo forzosa y arbitrariamente el aislamiento, no existe norma provincial y nacional alguna que habilite a la policía de la provincia, como a las autoridades municipales y judiciales a disponer su aprehensión o detención personal, por cuanto de procederse bajo esa modalidad se estarían violando normas básicas de derechos humanos, tratados internacionales, Constitución Nacional y Provincial, dado que un probable arresto sería ilegal e ilegitimo equiparable a una detención forzosa e ilegitima de personas, privación ilegal de la libertad que no encuentra sustento o soporte legal a la fecha". 

La gerenta del hospital dijo a Salta/12 que el aislamiento institucionalizado es parte de la normativa de trabajo del COE local con las personas que se contagien la covid. Y esto se hace, "independientemente de si tienen condiciones de viviendas aptas o no, porque ya tuvimos experiencias de gente que fue enviada a sus casas pero no cumplió el aislamiento obligatorio", aseveró Amún.

"No se puede ser flexible más allá de que tengan las condiciones", sostuvo la gerenta. Manifestó que para prevenir deben controlar el cumplimiento del aislamiento obligatorio. Señaló que también pasó antes que miembros de las familias ingresaban a los domicilios de las personas con covid aisladas y consideró que "no hay responsabilidad en cuanto a la situación", en general. También añadió que el aislamiento institucionalizado es una medida tomada por el COE de Pichanal por las circunstancias que afrontan en la localidad y es una disposición independiente de las decisiones tomadas por otros municipios o a nivel provincial.

En el caso de los trabajadores y trabajadoras del Frigorífico, "son personas institucionalizadas por el Hospital. Se les cubre las 4 raciones diarias de comida", afirmó. La gerenta dijo que tienen la posibilidad de que sus allegados les alcancen otros alimentos si lo requieren y aseguró que las comidas son elaboradas con las condiciones de higiene y sobre la base de la instrucción de nutricionistas adecuándolas a lo "habitual de la zona".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ