Opinión

Territorialidad y excelencia

El área metropolitana de Buenos Aires es una gran ciudad dividida en 25 distritos. Una ciudad donde habitan 13.000.000 de personas. El AMBA es el motor productivo y demográfico argentino. La inmensa mayoría de la producción industrial argentina se desarrolla cada día en esta región. Desde las más importantes empresas nacionales y multinacionales a las miles de Pymes y cientos de miles de comercios.
Cada año, 330.000.000 de personas viajan en los trenes suburbanos y 270.000.000 en los subterráneos de la Ciudad. Millones de porteños y bonaerenses se movilizan cada día a través de rutas, autopistas, puentes, avenidas. Hoy en día más de 3.000.000 de niños y jóvenes asisten a establecimientos educativos en el área. Hay alrededor de 6.000.000 de trabajadores y más de 2.000.000 de jubilados y pensionados. Todo en esta región es desproporcionado, gigante.  También lo es la desigualdad. Ese es su principal desafío de cara a la construcción de una sociedad más justa y segura. Un área donde conviven cientos de barrios privados con cerca de 500 villas y asentamientos informales. Donde alrededor de un cuarto de los hogares son deficitarios.
El Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) se propone analizar este espacio con una fuerte impronta interdisciplinaria. Lejos de tener una mirada distante en relación al “objeto de estudio”, lo que el CEM busca es transformar la realidad de la región a través del análisis, diagnóstico, diseño e implementación de estrategias y políticas públicas; a través de la formación de profesionales especializados y de la capacitación de funcionarios públicos. Uno de sus principales objetivos es fortalecer la vinculación entre lo universitario, el territorio y su administración pública. Por eso celebramos acuerdos de cooperación con gobiernos locales y provinciales.
El CEM tiene cinco ejes de investigación y monitoreo: gobierno, fiscalidad, territorio y acceso a derechos, trabajo y producción y ciudades inteligentes. Tiene una agenda amplia que recoge los principales desafíos del área. Pondrá foco en la construcción de un estado inteligente e innovador con trabajadores capacitados  y conocedores del territorio que sepan utilizar herramientas modernas y aporten a los desafíos tecnológicos de la era digital, utilizando la enorme disponibilidad de datos, siempre teniendo como objetivo  el desarrollo sustentable con inclusión social.
Para enfrentar semejante desafío contamos con el importantísimo equipo de investigadores y académicos de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, y la Universidad Nacional de Hurlingham. Las tres universidades que conforman el CEM, universidades jóvenes vinculadas en su proyecto académico a los sectores del trabajo, la UMET por su origen sindical, la UNAJ y la UNHUR por sus estudiantes y su ubicación territorial.
Un particular objeto de estudio será la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sede de la administración pública nacional y del gobierno local con un incipiente proceso de descentralización en marcha a través de las comunas. También un territorio desigual que ve multiplicarse negativamente sus indicadores sociales cuando comparamos su zona norte con los barrios del sur.
En los próximos meses pondremos en marcha un Monitor del Clima Social, una herramienta que se propone medir de manera sistemática la percepción de la situación social en el AMBA. Analizaremos distintos ejes de inseguridad social (seguridad pública, educativa; habitacional; territorial, laboral, sanitaria, de ingresos). Históricamente el clima social del Gran Buenos Aires ha influido fuertemente en el devenir político y económico del país. Crisis y auges tuvieron su principal expresión allí. Por eso, y considerando la actual situación económica de caída de ingresos y aumento de la pobreza, es que consideramos necesario realizar esta medición como un instrumento más de gestión pública local.
El CEM está pensado como un aporte, como un paso más en el conocimiento de la dinámica social del área metropolitana de Buenos Aires. Se suma así a la enorme tarea que vienen desarrollando Universidades, centros de estudio y gobiernos que se especializan en la temática. Confiamos que con el tiempo el trabajo colectivo se transforme en una herramienta de transformación en pos de una sociedad más justa.

* Director Ejecutivo CEM.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ