El acuerdo con el Fondo Monetario puede ser este año

El pacto de las Felices Fiestas

En el Gobierno confían en un diálogo que adelante a diciembre el arreglo de la deuda. Los planes globales de Guzmán y la plata de organismos multilaterales. 
La titular del FMI, Kristalina Georgieva, en línea con la mirada de Guzmán sobre la salida de la crisis. La titular del FMI, Kristalina Georgieva, en línea con la mirada de Guzmán sobre la salida de la crisis. La titular del FMI, Kristalina Georgieva, en línea con la mirada de Guzmán sobre la salida de la crisis. La titular del FMI, Kristalina Georgieva, en línea con la mirada de Guzmán sobre la salida de la crisis. La titular del FMI, Kristalina Georgieva, en línea con la mirada de Guzmán sobre la salida de la crisis. 
La titular del FMI, Kristalina Georgieva, en línea con la mirada de Guzmán sobre la salida de la crisis.  
Imagen: AFP

Mientras los mercados presionan a la divisa oficial recalentando los dólares financieros y el blue, el Gobierno parece centrado en una salida más global que las medidas puntuales para calmar la brecha, que por sí solas no dieron los resultados esperados en su primera semana de aplicación. Ante un contexto monetario muy volátil, en el ministerio de Economía trabajan en diferentes frentes para regenerar el clima. La apuesta más fuerte, que el cierre del acuerdo por los 44 mil millones de dólares de deuda con el Fondo Monetario (FMI) acelere sus plazos. 

Fuentes del Frente de Todos explicaron a Página I12 que la idea es trabajar para tener un pacto en diciembre de este año. Inicialmente, el plazo establecido por Hacienda era marzo/abril del 2021. Desde el entorno del ministro de Economía Martín Guzmán, ven esa posibilidad como cierta pero niegan que el pacto incluya, además, un desembolso de dinero de parte del organismo para respaldar a Argentina en un contexto complejo. Este jueves, de hecho, el director del Departamento Occidental del FMI, Alejandro Werner, expresó públicamente que el Ejecutivo Nacional trabaja en un programa de estabilización que incluye además un cuidado al frente fiscal. A cubrir ese segmento vienen una serie de reformas, entre ellas una impositiva, que se anunciarán en los próximos días. 

Lo que sí se vendrá, más temprano que tarde, es un monto importante de fondos de organismos multilaterales que se aplicarán al plan de obras presupuestadas para el año próximo. En las múltiples entrevistas que Guzmán dio por estas horas, mencionó la existencia de un plan global que incluye algunos de estos puntos. Ese plan es el Presupuesto 2021, que el el ministro entiende como una hoja de ruta posible y con aval del FMI para lograr una recuperación. 

Desde que fue empoderado por el presidente Alberto Fernández para enderezar la senda cambiaria, el ministro abrió un abanico de juego político con diferentes sectores. Cree el funcionario que la volatilidad cambiaria tiene que resolverse generando confiabilidad y recreando la actividad. En Hacienda observan que la baja de retenciones al campo, la industria y la agroindustria y las mesas sectoriales del Acuerdo Económico y Social, son partes esenciales de un escenario nuevo. Allí se enmarcan además los proyectos de ley para atraer inversiones para el sector de la construcción y la inversión de 5000 millones de dólares que los frabricantes de autos le hicieron a la Secretaría de Industria. "Es la diferencia entre la mirada integral de los problemas de un ministro versus las posiciones de los banqueros centrales, más centrados en la protección de la moneda a como dé lugar", confió una fuente oficial. 

Mientras tanto, Guzmán mira de reojo lo que ocurre con las divisas. El último día hábil, el blue siguió desbocado y llegó a los 195 pesos (cinco pesos más que el día previo), pero hubo bajas fuertes (superiores al 4 por ciento) en el Contado con Liquidación. También reaccionaron bien las acciones argentinas en el exterior.  En una charla radial con Radio Con Vos, consideró que "tenemos una brecha cambiaria muy elevada pero también superávit comercial, no hay pagos de deuda externa y, a pesar de lo que se dice, hay 41 mil millones de dólares de reservas. La expectativa de devaluación no se condice con la situación que enfrentamos en el frente externo”. 

Esta idea es la que vino compartiendo Guzmán con el Gabinete económico. Hay algunos datos numéricos que lo avalan. El miércoles último, en medio de la volatilidad, se recuperaron más de 15 millones de dólares en reservas; el jueves, más de 5 millones. 

En este escenario, el Gobierno espera estabilizar el frente de tormenta antes de la visita de la misión del organismo que encabeza Kristalina Georgieva, pautada para el próximo 17 de noviembre. En paralelo, apuntalar cifras de la micro economía que le permiten consolidar datos que hoy son buenos pero noo son tendencia de crecimiento consolidada. 



Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ