Un planteo desde la meseta central

Las tensiones con la explotación minera en Chubut

Marina Barrera es referente política y social de la meseta central de Chubut, territorio en el que el gobierno provincial, que lidera Mariano Arcioni, busca zonificar para permitir la explotación minera. En un escenario tenso, en el que se presentaron en la legislatura provincial dos proyectos contrapuestos en relación a la minería y en el que se realizaron masivas movilizaciones en distintos puntos de la provincia en contra de la actividad, ella sostiene que "los intereses de la meseta no están siendo tenidos en cuenta". Y considera que, en caso de realizarse una consulta popular por el "sí" o por el "no" a la mina, el "sí" contaría con el apoyo mayoritario.

-Desde distintas instituciones universitarias, el Conicet y el Inta plantearon que "no están dadas las condiciones para la aprobación de esta ley de zonificación". ¿Cree que hubo suficiente debate sobre el tema?

-Soy de uno de los pueblos de la meseta central y estamos reclamando por el derecho a decidir. Trabajamos justamente en una campaña denominada "Queremos decidir", porque planteamos es que en todo este debate los intereses de la meseta no se están teniendo en cuenta y jamás se tuvieron en cuenta. Por la composición de la legislatura se ha impedido que estemos representados y esta es la región más pobre de la provincia. No se está escuchando a la gente del interior. Muchos referentes políticos se están manifestando por el "no a la mina" sin dar lugar al debate, por el simple hecho de decir "no es no". 

-En relación a las movilizaciones de los últimos días, ¿cree que la minería cuenta con el apoyo mayoritario en la sociedad chubutense?

-Creo que sí. Muchos referentes políticos están diciendo que no hay consenso social. Me pregunto: ¿de dónde surge eso? Porque la Iniciativa Popular --proyecto presentado por la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut-- cuenta con algunas firmas, pero hay 600 mil habitantes en la provincia. Carece de argumentos decir que "no hay licencia social", porque nunca se hizo una consulta. El "no a la mina" es un lobby y se ha usado como un spot de campaña para ganar elecciones.

-¿Le parecería bien que se realice una consulta popular para poder definirlo?

-No sé, porque los pueblitos de la meseta no superan los mil habitantes, y en las ciudades, desde donde se dice "no", hay muchas más personas. De todas formas, creo que si se hace un plebiscito con los 600 mil habitantes que hay en toda la provincia, ganaría el "sí".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ