Vecinos reclamaban por la falta de agua potable

Reprimen una protesta en Salvador Mazza

Comunidades criollas e indígenas que reclamaban acceso al agua potable, a caminos, electricidad y regularización de tierras. 
Represión en Salvador MazzaRepresión en Salvador MazzaRepresión en Salvador MazzaRepresión en Salvador MazzaRepresión en Salvador Mazza
Represión en Salvador Mazza 

La policía de Salta reprimió anoche una protesta que se desarrolla en el puente internacional de Salvador Mazza. Hubo varios heridos, entre ellos niños, niñas y una embarazada. Las familias criollas e indígenas del Pueblo Guaraní reclaman agua potable, energía eléctrica, caminos y la regularización dominial. 

"Amedrentaron a la gente, tiraron balas de goma, a una mujer embarazada. No saben cuántos heridos", lamentó la vecina Vania Romero

La periodista Natalia Camacho indicó que hubo alrededor de 7 heridos, entre ellos niños o adolescentes, y una embarazada. Los manifestantes sostuvieron que no les quisieron hacer una constatación de lesiones. Romero dijo que donde ella estaba había al menos 4 heridos más, y aseguró que la ambulancia tardó unos 30 minutos en llegar.

"Nos reprimieron sin ninguna orden. Nosotras tenemos un petitorio que se armó hace 20 días. Habíamos hecho un acuerdo con el intendente Rubén Méndez para que nos envíen agua desde el municipio 3 veces a la semana que no se cumplió. Salimos a una protesta desde las 7 de la mañana y realizábamos cortes cada 30 minutos", relató la vecina.

El miércoles último también hubo una protesta que fue despejada por la Policía pero sin recurrir a las balas de gomas y en la que no se registraron heridos. En cambio anoche, "sin previo aviso, sin mediar palabra, ingresaron disparando, había vecinos apostados en la ruta. Habían familias con niños, personas mayores de 60 años", indicó Romero.

"El pedido nuestro es por agua, necesitamos caminos para llegar al centro porque no tenemos y la ambulancia no puede entrar a donde vivimos, también pedimos la regularización de tierra, y electricidad", sostuvo.

Según la vocera, alrededor de 800 familias necesitan agua en los barrios La Playa, San Cayetano, Sector 5, Cerro 4, Montecristo, Mataderos, entre otros. Añadió que también en algunos lugares del centro se raciona el agua. 

Romero indicó que en la represión intervinieron alrededor de 100 policías. Con la abogada Susana Altamirano, las familias intentaban anoche realizar una denuncia por la represión. Algunos representantes del Pueblo Guaraní están en la ciudad de Salta participando de la Marcha Histórica de comunidades originarias que buscan participar de la definición de políticas públicas para esta población. 

(Gentileza Jorge Arellano)

"El intendente nunca aparece y manda a reprimir sin ninguna orden. Ni siquiera se presentaron para hablar. El comandante mandó a una femenina a limpiar las balas servidas, fueron más de 30 disparos", afirmó Romero.

Desalojos de noche 

"Ayer (por anteanoche) hubo otros atropellos, no hubo heridos, fue violento, porque hubo empujones. No tiraron balas de goma, no tenían orden judicial, los desalojos están prohibidos de noche. Hacemos responsable al gobierno de la provincia, que hace una semana los tiene a los pueblos orginarios en Salta y no los recibe. Y la gente aquí está solicitando agua", dijo la abogada Altamirano.

El presidente del Concejo Deliberante de Salvador Mazza, Vladimir Villalba, la concejala Marisa Valdiviezo y los concejales Daniel Arroyo, Cristian Krauser y Fabián Rensiges se acercaron a hablar con los vecinos. 

Rensiges recordó que ya denunciaron al intendente por malversación de fondos y por faltar a los deberes de funcionario público. Dijo que se reunirían con otros miembros del Concejo para llamar a una reunión, dado que ya entraron en el receso, y decidir qué medidas tomarán. "Vamos a ampliar la denuncia y a denunciar por abandono de persona", adelantó.

Rensiges dijo que el problema del agua es que no llega a los vecinos que viven a 67 kilómetros del casco céntrico, y debe pasar la quebrada. Los parajes rurales Sauzal, San Cayetano, Madrejones, entre otros, tampoco tienen acceso al agua. 

"Aguas del Norte no quiere hacer las inversiones para que se cumpla con la gente", sostuvo el concejal, añadió que la cifra que se necesita es de alrededor de 40 millones.

"El agua falta todos los días, hasta en el mismo centro comercial. El servicio es pésimo. Nunca hicieron una inversión para resolver ese problema", indicó el edil.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ