Ego te vacuno 

Imagen: AFP

Cuarenteñeros; ansioses, angustiadites, panicadas y fóbiques del mundo uníos; guardados y guardadas de la patria grande; grupos de riesgo sanitarios, económicos e informáticos; distanciados que siguen amando a sus distanciadas y viceverso; octomesinos y octomesinas quedatencasados; estupefactas, peripatéticos, tildadas y precovidos: a todas ustedos los llevo en mi signo de pregunta.

Van pasando los meses, los días, las semanas... y van quedando las tristezas por los que se fueron, más allá de que podamos brindar porque estuvieron.

Y entonces, se fue Marcos Mundstock, y Fontova, y Quino, y Jorge Schussheim, y Marzolini, y Tom Lupo, y Mona Moncalvillo, y Diego Maradona, y mis queridos amigos Carlos Bruck y José Graiño: Z'L'. "Z'L'" es la abreviatura de una hermosa expresión hebrea: “Zijarón Leibrajá”, que podemos traducir como “bendito sea su recuerdo”.

Mientras tanto, la Tierra sigue rotando y trasladándose, y —según afirman los científicos, que de esto saben mucho— podremos observar, antes de fin de año, lluvias de gemínidas y úrsidas, y un eclipse solar.

*Las úrsidas no son unas tías viejas que se quedaron para vestir santos, sino una especie de estrella que permitirá a los vecinos sentarse en el balcón (no en la vereda, plis), y decir, al día siguiente: “¡Cayó úrsida sin llover!”.

*Las gemínidas no son una especie de gritito doloroso o placentero a veces vinculado al acto sexual, sino una especie de satélites que suelen pasar por el planeta a esta altura del año, probablemente a cobrar su aguinaldo.

*En cuanto al eclipse, la Luna ocultará al Sol por un rato, lo que permitirá a los nostálgicos de siempre ponerse a cantar: “aunque no lo veamos, el Sol siempre está”.

Pero así como el Sol está, la Covid también, y sigue haciendo de las suyas, mal que nos pese, y nos pesa en serio. Hace casi un año que laboratorios, Estados, empresas y personas de todo tipo y factor están investigando algún tipo de cura:

*Se rumorea que un laboratorio experimentó con gatos y ratones. Poco después se vio que los gatos estaban todos sanos y saludables, pero de los ratones no quedaba ni la sombra. Se llegó a la conclusión de que no se debía experimentar con las dos especies juntas en el mismo lugar.

*Dicen que un grupo privado intentó exterminar el virus cantándole canciones de Arjona, pero no lo logró. No tuvieron en cuenta que los virus no poseen sistema auditivo.

*Al parecer, otro grupo intentó convencer al virus de que se autopercibiera como un ser simpático, campechano y nada agresivo (el ¿ex? ministro de Salud de Chile comentó algo de esto, hace meses). Pero los virus no tienen la capacidad de autopercibirse de ninguna manera.

*Un grupo, obviamente argentino, intentó una terapéutica a base de choripán, empanadas, vino tinto, chocotorta y alfajores. Se dice que, cuando se pueda salir, los que se prestaron a ese experimento no van a poder salir.

*Otro grupo, también local, inventó el “placebo-lú”, que es “no darte nada, pero que creas que te dimos mucho”. No fue efectivo, y se sospecha que es porque los argentinos ya estábamos intoxicados con ese producto, por todo lo que nos hicieron tragar entre 2015 y 2019.

Pero ahora el problema cambió: en vez de no tener ninguna vacuna, vamos a tener un montonazo, y capaz que nos entra la duda obsesiva acerca de cuál aplicarnos y cuál no.

*Es posible que haya una vacuna radical, que venza antes de la fecha indicada y cuya jeringa se rompa pero no se doble.

*También puede haber un plan de vacuna neoliberal, que consiste en vacunar solamente a quienes no lo necesiten.

*Puede haber una vacuna que parezca que se aplica en la nalga izquierda, pero finalmente cae en la derecha.

*Una vacuna macrista, que tarda mucho en funcionar, porque hay que comprarla, esperar que se venza y recién ahí se puede aplicar.

*Y, por supuesto, una vacuna peronista. No son varias dosis, es una unidad básica y, según el plan, se aplica primero a la patria, luego al movimiento y por último a los hombres, todo en su medida y armoniosamente, o sea: “Ni a apresurados ni a retardatarios”.

Esperemos que lleguen pronto y, que sean efectivas. Mientras tanto, nos quedamos en casa, leyendo esta nota y viendo el video Las vacunas, de RS Positivo (Rudy-Sanz), ¿si?


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ