Tras el asalto al Capitolio Mitch McConnell criticó en privado al presidente de EE.UU.

El jefe del senado ya no apoya a Donald Trump

Durante el anterior juicio político, el líder de la mayoría republicana se mostró cercano al presidente, declarando en ese momento que no podía ser "imparcial". Hoy se despega sigilosamente del magnate estadounidense.
McConnell dijo que no tiene pocisión tomada con respecto al juicio político a TrumpMcConnell dijo que no tiene pocisión tomada con respecto al juicio político a TrumpMcConnell dijo que no tiene pocisión tomada con respecto al juicio político a TrumpMcConnell dijo que no tiene pocisión tomada con respecto al juicio político a TrumpMcConnell dijo que no tiene pocisión tomada con respecto al juicio político a Trump
McConnell dijo que no tiene pocisión tomada con respecto al juicio político a Trump 

El líder de la mayoría republicana en el senado estadounidense, Mitch McConnell, dijo a colegas que Trump cometió ofensas que son objeto de un juicio político, según informó el diario The New York Times. McConnelll, que se mantuvo a la par de Trump durante su primer juicio político hace poco más de un año, hoy se muestra abierto a que se realice un juicio político al presidente que incitó el asalto al capitolio la semana pasada que dejó un saldo de cinco personas muertas.

Poco después de la votación en la cámara de representantes que cerró con 232 votos a favor -10 de ellos fueron votos republicanos- y 197 votos en contra, McConnell informó que el juicio político no podría empezar hasta el 19 de enero cuando el Senado retome sesiones. Un día después se llevará adelante la toma de posesión de Biden y los demócratas tendrán la mayoría en el Senado donde actualmente McConnell lidera la mayoría republicana. Otra cuestión que surge en vistas del juicio político es la posibilidad de descalificar al presidente Trump e impedir que pueda tener un segundo mandato en un futuro. Esto podría suceder una vez culminado el juicio político. No existen precedentes, Trump sería el primer presidente de la historia de EEUU al que se le prohíba volver a ocupar la Casa Blanca.

Para declarar culpable a Trump se necesitará que al menos 17 de los 50 senadores republicanos se sumen a los 50 demócratas para llegar a los dos tercios de mayoría necesarios. Sin embargo, "la mayor parte de los senadores republicanos no ha emitido una posición pública sobre el juicio político" según reportó The New York Times. Algunos sí se han expresado, como el caso de Rob Portman, senador por el estado de Ohio, que publicó en un comunicado oficial vía Twitter su postura respecto a la votación que se llevó a cabo en la cámara de representantes para realizar el juicio político al mandatario saliente. “El ataque al capitolio estadounidense fue un ataque a la democracia misma y el presidente tiene alguna responsabilidad por lo ocurrido” escribió en el comunicado.


Además, la esposa de McConnell, Elaine Chao, fue una de las primeras funcionarias del gabinete de Trump en renunciar luego de lo ocurrido en el capitolio el pasado seis de enero. Chao estuvo a cargo de la Secretaría de Transportes de Trump desde 2017.

Mitch McConnell también se refirió a los dichos del presidente electo, Joe Biden quien sugirió que el camino más rápido para un cambio en la presidencia será durante su juramentación el próximo 20 de enero. En el mismo comunicado el senador de Kentucky explicó que “no hay oportunidad de concluir un juicio justo y serio antes de que el presidente electo Biden sea juramentado”. Además, recordó que los tres juicios políticos realizados en la historia del país se han prolongado por “86, 37 y 21 días respectivamente” en referencia a los juicios de los expresidentes Andrew Johnson (1868), Bill Clinton (1998) y Donald Trump (2019). El republicano Richard Nixon, por su parte, renunció antes de que se llevara adelante el proceso de juicio político en su contra.


“Mientras los medios han estados llenos de especulación, no he tomado una decisión final sobre mi voto y tengo la intención de escuchar los argumentos legales cuando sean presentados en el senado” dijo McConnell en un mensaje a sus colegas en el partido Republicano. Según informó The New York Times, varios altos oficiales del llamado “viejo gran partido” (GOP, por sus siglas en inglés) dijeron que “era muy temprano para determinar si una masa crítica de senadores republicanos votará para castigar a Trump por su rol al incitar a una multitud violenta de sus seguidores a asaltar y vandalizar el Capitolio dejando cinco muertes”.

Sin embargo, el castigo llegó antes para algunos legisladores republicanos a los que la empresa privada decidió retirar las donaciones luego de que la semana pasada trataran de impedir la confirmación de Biden. Empresas como American Express, Best Buy, Amazon, la hotelera Marriot y el conglomerado de telecomunicaciones AT&T suspendieron las donaciones a los legisladores que se opusieron a la certificación del presidente electo Joe Biden. Por otra parte, Trump perdió a la ciudad de Nueva York como cliente, según informó el gobernador Bill De Blasio en un tuit en el que criticó el ataque al capitolio, "la Ciudad de Nueva York no hace negocios con insurreccionistas". El gobernador confirmó que terminaría con los acuerdos que le permiten a la Organización Trump operar el campo de golf Ferry Point, las pistas de patinaje Wollman y Lasker y el Carrusel del Parque Central.

Asimismo, las crecientes encuestas confirman un desapruebo contundente hacia el asalto al capitolio, incitado horas antes por el presidente Trump luego de hablar cerca de una hora en un discurso en el que repitió una veintena de veces la palabra “pelear”. La universidad estadounidense de Quinnipiac realizó una encuesta en la que un 74 por ciento afirmó que la democracia en EEUU está bajo amenaza. Un 56 por ciento culpó a Trump por los actos violentos del pasado miércoles.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ