Ordenaron el desalojo de todos los cortes de rutas

Instrucciones para la policía

La orden del ministerio de Seguridad es liberar las rutas de dueños de camiones que operan sin representación gremial.
Sukerman explicó que la decisión es "terminar con los retenes".Sukerman explicó que la decisión es "terminar con los retenes".Sukerman explicó que la decisión es "terminar con los retenes".Sukerman explicó que la decisión es "terminar con los retenes".Sukerman explicó que la decisión es "terminar con los retenes".
Sukerman explicó que la decisión es "terminar con los retenes". 
Imagen: Andres Macera

Desde Santa Fe

“Paz y orden”, planteaba Omar Perotti. El Ministerio de Seguridad ordenó ayer a la Policía de Santa Fe que desaloje los cortes de rutas en la provincia y garantice la libre circulación del transporte de cargas que –en esta época del año- confluye hacia el complejo aceitero del sur santafesino, el más importante del país. La orden del ministro de Seguridad, Marcelo Sain, es remover de las rutas los retenes que operan dueños de camiones que se definen como “autoconvocados”, denunciarlos ante la justicia y disponer su detención si no cesan en “delitos flagrantes”. La Federación de Acopiadores ya los calificó como “grupos sediciosos” que retienen a los camiones y a sus conductores. Los cargos que imputará la provincia son por “delitos contra la libertad de las personas”, “seguridad del tránsito”, “sedición y “encubrimiento”. “La decisión política del gobernador es terminar con los cortes de rutas”, dijo el ministro de Gobierno Roberto Sukerman al explicar lo que podría ser un precedente para otros hechos similares, como los piquetes de las 4x4, que ocurrieron en otros tiempos. Sain remarcó que esa será la “línea de acción” de su cartera: liberar las rutas de los “autoconvocados” que no se sabe quiénes son y operan sin “representación gremial”.

La orden de Sain fue comunicada ayer –por escrito- a la jefa de Policía de la provincia, Emilce Chimenti, por el subsecretario de Seguridad Preventiva, Roberto Lluma. “En vista de que se trata de delitos flagrantes, el ministro de Seguridad ordena a la Policía de Santa Fe que intervenga con todas las facultades legales que le competen para hacer cesar estas alteraciones que se comenten en rutas y caminos de la provincia”, donde “individuos sin representación ejercen la coerción sobre personas, transportes y bienes”, expresó.

El ministro de Seguridad precisó cómo deben ser los operativos. “El uso legal, racional, proporcional y progresivo de la fuerza” comenzará con “la presencia de la autoridad policial” ante los piquetes, donde impartirá la “orden de restablecer el tránsito”. “Cada intervención policial para hacer cesar delitos flagrantes deberá ser comunicada a autoridad judicial competente”. Y “dicha comunicación deberá ser acompañada por fotografías, videos, identificación de sujetos y todo elemento que resulte relevante para constatar la flagrancia del delito”.

La decisión política de Perotti es terminar con los cortes. “Porque se trata -dijo Sain- de delitos flagrantes producidos por un conjunto reducido de personas que se empeña en obstaculizar el tránsito en distintas rutas y caminos de la provincia”. Son los “autoconvocados” -como se definen ellos mismos- o “grupos de sediciosos”, como los llamó la Federación de Acopiadores.

“La situación protagonizada por actores dispersos y fragmentados responde a especulaciones y cálculos de que no tienen relación con reclamos provinciales”, dijo Sain. “Son actores que carecen de estatus jurídico y a todo fin práctico y legal no constituyen una representación social distinta a la de ellos mismos”.

Los bloqueos promovidos “por este puñado de individuos constituyen” un serio riesgo para “la seguridad vial, el bienestar y la vida de las personas” y sus autores incurren en “delitos contra la libertad de las personas”, “la seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación”, “sedición” y “encubrimiento”, alertó.

La función del Ministerio de Seguirad es precisamente “aportar a la prevención de estos riesgos y violencias” y “garantizar al personal policial encargado de hacer cumplir la ley que no será sancionado por su actuación legítima para hacer cesar estos delitos flagrantes”. La orden entonces es “el uso legal, racional, proporcional y progresivo de la fuerza para que la Policía pueda cumplir con las funciones que le son propias para resguardo del orden”.

El ministro de Gobierno Roberto Sukerman explicó que la “decisión política” del gobernador Perotti es que “los cortes de rutas se levanten”. “No es un conflicto con la provincia”, por lo tanto, los supuestos "autoconvocados" tienen que "reclamar ante quien corresponda". “Los que reclaman no son trabajadores”, son propietarios de camiones que protestan por el aumento de insumos y los costos de logística, “pueden reclamar, pero no cortando rutas”, expresó Sukerman.

“Queremos ser contundentes. La decisión política del gobierno es terminar con los cortes”, insistió el ministro de Gobierno. Y cuando le preguntaron si los retenes serán desalojados por la fuerza, respondió: “La policía tiene instrucciones (del ministro Sain) para llevar adelante las medidas. Que las fuerzas de seguridad tengan que llevar adelante una acción para disuadir o terminar con un corte no significa que avalemos una violencia que no sea proporcional a los hechos. Si las personas no se quieren retirar podrán ser detenidas” y se iniciará las causas judiciales que correspondan. “La decisión es terminar con los cortes”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ