La CTA cruzó a la UIA por la crítica a la suspensión de los despidos

Ceos vs Gremios por la doble indemnización

Funes de Rioja habló de "un triple cepo" contra las empresas. "Tienen una mirada absolutamente antisocial", le retrucó Yasky. La CGT había apoyado la continuidad. 
Enfrentados por la medida del Gobierno sobre el empleo. Enfrentados por la medida del Gobierno sobre el empleo. Enfrentados por la medida del Gobierno sobre el empleo. Enfrentados por la medida del Gobierno sobre el empleo. Enfrentados por la medida del Gobierno sobre el empleo. 
Enfrentados por la medida del Gobierno sobre el empleo.  

La decisión del Gobierno Nacional de prorrogar la suspensión de despidos y extender por 90 días la doble indemnización, abrió un frente de disputa entre el sector empresario y los gremios. La Unión Industrial Argentina (UIA), al igual que otras cámaras, se pronunció en contra de la medida asegurando que afecta a la salud de las firmas; y desde la CTA salieron cruzarlos por antisociales. Antes de estos cruces, la CGT se había manifestado sobre el tema con un pedido de extensión de la medida hasta mediados del año 2021. 

"Estamos ante un triple cepo: prohibición de las suspensiones, despidos y la doble indemnización. Acá parece que quieren que no pase nada con las empresas, pero muchas de ellas se destruyeron por la recesión y por el impacto de la pandemia. Con ello, se perdió fundamentalmente empleo privado", expresó Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la UIA. 

Advirtió además que "el alto grado de informalidad perjudica a la producción y a la comercialización. Entonces, si queremos dignidad, tenemos que lograr formalidad en el mundo del trabajo, preparación de empresarios y trabajadores y un entorno favorable para la creación de empresas y empleo". En declaraciones radiales, el empresario alimenticio aseveró que el "triple cepo no es una decisión consecuente con el objetivo de pasar a un crecimiento sustentable, que requiere más empresas para agregar más valor a nuestras exportaciones".

Así, Funes concluyó que este tipo de medidos de prohibición de despidos "no son medidas coyunturales. Ya tienen carácter permanente. Y su consecuencia es que no evitan lo inevitable, porque hay caída de empleo".

La respuesta de los sindicatos no tardó el llegar. El diputado nacional y dirigente de la CTA, Hugo Yasky, explicó que "es una excelente medida sobre los que están en actividades que todavía están sujetas a las peores condiciones que impuso la pandemia, como la gastronomía, el turismo y el entretenimiento". En declaraciones a AM 750, el dirigente les respondió a los empresarios: "el sector empresario tiene una mirada absolutamente antisocial, solamente están pendientes de elevar sus rentas", disparó. 

Respecto a la declaración de Funes, Yasky mencionó que "reconoce que en Argentina se cobran los salarios más bajos del mundo, pero yo digo que también se pagan los alimentos más caros del mundo". Y concluyó que "tienen un apetito, una voracidad que juega contra ellos mismos, porque si siguen tirando de la cuerda nos va a llevar a una situación social y una recesión que a la larga también perjudica al sector empresario". 

La decisión del Gobierno de suspender los despidos se verá plasmada en un decreto que está a la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. El texto grafica que las empresas privadas no podrán despedir empleados sin justa causa ni por razones de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo, como ya está vigente. Además, la segunda indemnización no podrá superar los $500.000. 

Esta cuestión del freno a despidos se hizo concreta como medio para garantizar, en tiempos de pandemia de la COVID 19, un resguardo para los trabajadores y sus ingresos. 







Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ