El gobierno provincial promulgó la ley tributaria 2021

La Patente no tuvo aumento pero igual aumentó

El administrador de API admitió incrementos importantes, de hasta 80% en las boletas, pero atribuyó la responsabilidad a la AFIP.
Martín Ávalos, administrador provincial de impuestos.Martín Ávalos, administrador provincial de impuestos.Martín Ávalos, administrador provincial de impuestos.Martín Ávalos, administrador provincial de impuestos.Martín Ávalos, administrador provincial de impuestos.
Martín Ávalos, administrador provincial de impuestos. 
Imagen: Prensa Gobernación

Desde Santa Fe

El titular de la Administración Provincial de Impuestos, Martín Avalos, sorprendió ayer al revelar que los aumentos de la Patente automotor de 2021 podrían duplicar -en algunos casos- el monto de lo que se pagó en 2020. “Hay actualizaciones que son razonables, entre el 25 y el 30 por ciento, pero otras tienen un incremento del 70 u 80 por ciento”, dijo. Y atribuyó la causa de la escalada a la AFIP que utiliza como “base imponible” del tributo el precio de los vehículos en el mercado, de nuevos y usados. Ávalos deslindó la responsabilidad de la provincia en lo que llamó “saltos de todo tipo” –con lo cual le echó la culpa al gobierno nacional-, admitió que la API “estudia medidas” para moderar el impuestazo, pero no explicó cuáles podrían ser.

Ávalos fue consultado ayer por la promulgación de la ley Tributaria que la Legislatura sancionó en diciembre. Su idea era explicar que los impuestos provinciales –entre ellos el inmobiliario urbano y rural- tienen “actualizaciones mínimas” que están por debajo de la inflación estimada para este año.

Pero una pregunta sobre la Patente automotor sacó a la luz el impuestazo de la AFIP. “La provincia no hizo ningún tipo de modificación de alícuotas”, se defendió. “Lo único que cambia es la base imponible que no depende de nosotros, que es la valuación de los vehículos. Hemos visto que esta tabla de valuaciones (de la AFIP) ha generado unos saltos muy importantes en algunos tipos de vehículos. Estamos estudiando una serie de medidas al respecto para ver de qué manera se puede morigerar esto”, adelantó por LT8.

“Estuvimos viendo en estos días saltos de todo tipo. Hay actualizaciones que son razonables, en el orden del 25 o 30 por ciento. Pero hay otros vehículos, que no sabemos por qué, han tenido un salto de un 70 o un 80 por ciento". Si a eso "se le aplica luego la alícuota, da un valor de Patente a pagar elevado”, agregó. Tras la entrevista con el administrador, la radio recibió una catarata de mensajes de oyentes que recibieron boletas. Algunos dijeron haber recibido hasta 120% de aumento.

Ávalos dijo que los plazos de “vencimientos” para pagar las “Patentes recién empiezan a operar para fines de febrero” por lo que “hay un margen para evaluar posibles medidas”. Sin embargo, el funcionario no explicó cuáles serían “esas medidas” para moderar los aumentos que calificó como “elevados”.

Acerca del impuesto Inmobiliario urbano y rural, Ávalos remarcó que se propuso la suspensión del coeficiente de convergencia “con la cual la repotenciación que se daba año a año este año no se va a dar”. “Lo único que propusimos fue una actualización mínima, muy por debajo de los índices de inflación, y que en promedio es del 22 por ciento en el urbano y el 24 por ciento en el rural, en promedio". La excepción son “los pequeños productores que tienen hasta 50 hectáreas, que no van a tener ninguna actualización del impuesto, es decir que van a pagar lo mismo que pagaron en 2020, que a su vez es lo mismo que pagaron en 2019”, recordó.

Consultado por el impuesto a los Ingresos Brutos y Sellos, el funcionario informó que no se hacen modificaciones. “Lo único que hay para destacar son beneficios. Para todos los sectores afectados por la pandemia se establecen exenciones en el caso de las declaraciones juradas entre los vencimientos de septiembre de 2020 a marzo de 2021 inclusive”, explicó.

A todo esto, se suma –siguió Ávalos- una moratoria amplia que “dividimos en dos etapas”: 1) Las deudas hasta el 31 de octubre de 2020, del año de la pandemia. 2) Las deudas anteriores, hasta el 29 de febrero de 2020. “Diferenciamos entre las deudas que se pudieron haber generado como consecuencia del covid y las que venían de antes en sectores de contribuyentes, que no estaban cumpliendo o no habían podido cumplir”.

“En el caso de las deudas generadas durante la pandemia, hasta el 31 de octubre de 2020, los planes no incluirán intereses resarcitorios ni de financiación y el plazo podrá ser hasta 48 cuotas. La ley incorpora descuentos especiales para el pago de contado anticipado, que alcanzan al 20%, o descuento por adhesión al débito automático, del 10 por ciento en los impuestos Inmobiliario urbano y rural y la Patente única sobre vehículos”, concluyó.

.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ