El fiscal Di Lello decidió investigar al exsecretario de la Presidencia de Macri

Fernando de Andreis, imputado por enriquecimiento ilícito

Junto a Fernando De Andreis quedó imputada su esposa María Sol Ascanope y otros macristas.Junto a Fernando De Andreis quedó imputada su esposa María Sol Ascanope y otros macristas.Junto a Fernando De Andreis quedó imputada su esposa María Sol Ascanope y otros macristas.Junto a Fernando De Andreis quedó imputada su esposa María Sol Ascanope y otros macristas.Junto a Fernando De Andreis quedó imputada su esposa María Sol Ascanope y otros macristas.
Junto a Fernando De Andreis quedó imputada su esposa María Sol Ascanope y otros macristas. 

Fernando de Andreis, exsecretario general de la Presidencia de Mauricio Macri, será investigado por presunto enriquecimiento ilícito. Así lo decidió el fiscal federal Jorge Di Lello a raíz de una denuncia que había sido presentada por el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade. 

De Andreis fue imputado por Di Lello junto con su esposa María Sol Ascanope, la exsecretaria de Comunicación Fátima Micheo y su esposo, Andrés Grippo. En la denuncia que presentó Tailhade ante la Justicia apuntó al incremento patrimonial de De Andreis, que cuando asumió como funcionario en 2015 declaró tener 2.258.147 pesos y al retirarse en 2019 declaró 13.149.190 pesos.

El fiscal dio curso a la causa ante las inconsistencias de las declaraciones del exfuncionario macrista y detalló algunas de ellas. Por ejemplo que existen diferencias en los años declarados de haber comprado acciones de la empresa Boizo Investment S.A. que contiene el saldo de una deuda de 417 mil pesos que había contraído con Ascanope y que no explicaba de qué manera fue saldada. 

Además, el fiscal hace foco en la compra de un departamento en Barrio Parque en diciembre de 2018. Un inmueble de 370 metros cuadrados comprado por 31.154.880 de pesos, aunque el valor de mercado en esa zona es de dos millones de dólares. De Andreis declaró ante la Oficina ANticorrupción que era el dueño del cincuenta por ciento del departamento y que adeudaba 7.820.000 pesos a la inmobiliaria Darwin S.A. Di Lello imputó también a la inmobiliaria.

En su denuncia Tailhade había señalado que el ex funcionario macrista  “no demostró cómo generó esos ingresos en tres años de actividad pública, además de no declarar que tipo de deuda registra con la inmobiliaria, en que moneda y por qué no realizó pago alguno”. El diputado peronista sostuvo que los funcionarios se habrían "enriquecido patrimonialmente de manera apreciable e injustificada, mientras ejercieran tareas como funcionarios nacionales en el periodo presidencial del 10 de diciembre de 2015 al 10 de diciembre del 2019".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ