La liquidación de divisas del primer bimestre fue la más alta en cinco años

Los dólares de la soja llegan al Banco Central

Las cerealeras liquidaron 3950 millones de dólares entre enero y febrero. La suba de los commodities y el fin del paro en los puertos mejoraron el panorama.  
En febrero se produjo la mayor liquidación desde 2014 y la segunda más alta en 18 años.En febrero se produjo la mayor liquidación desde 2014 y la segunda más alta en 18 años.En febrero se produjo la mayor liquidación desde 2014 y la segunda más alta en 18 años.En febrero se produjo la mayor liquidación desde 2014 y la segunda más alta en 18 años.En febrero se produjo la mayor liquidación desde 2014 y la segunda más alta en 18 años.
En febrero se produjo la mayor liquidación desde 2014 y la segunda más alta en 18 años. 

Las cerealeras liquidaron en febrero 1810 millones de dólares provenientes de las exportaciones agropecuarias, el monto más alto de los últimos 18 años para ese mes, con excepción de febrero de 2014, informó este lunes la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). En lo que va del año, el ingreso de divisas de la agroexportación es de 3950 millones de dólares, el más alto desde el primer bimestre de 2016.

Los valores de liquidación de divisas, que representan una buena noticia para el equipo económico, se explican por varios factores. En primer lugar, hay un efecto precios muy favorable. En el caso de la tonelada del poroto de soja, que arrastra a los derivados (harinas y aceites), la suba en poco menos de un año es de 360 dólares a 515 dólares, los mayores valores de los últimos seis años a ocho años, y lo propio muestra el maíz y el trigo. La sequía en Brasil influye en esos incrementos. Por el lado financiero, impacta el aumento de la demanda en activos físicos dada la caída de tasas en las economías desarrolladas. 

El efecto precios se percibió con claridad en el resultado comercial global, que en enero tuvo un superávit de 1068 millones de dólares, de los cuales 410 millones se explican solamente por la suba de los precios de los productos que se exportan. Se estima que los ingresos por exportaciones provenientes del complejo cerealero y oleaginoso, que explica el 40 por ciento de las ventas externas del país, se ubicarían alrededor de un 30 por ciento por encima del año pasado.

También jugó a favor de la mayor liqudiación la "normalización de los embarques y camiones arribados a puertos, luego del levantamiento de las medidas gremiales; mayores ventas del productor, por la mejora del precio y la reducción de la brecha cambiaria y las necesidades de dinero por parte de los productores para financiar el ingreso de la próxima cosecha gruesa", explica Juan Pablo Gianatiempo, analista de mercados de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Según las estimaciones de Gianatiempo, "de la campaña 2019/20 se ha vendido más del 80 por ciento de la producción de soja (41 millones de toneladas) y maíz (44 millones), mientras que en trigo el volumen alcanza las 20,5 millones. Respecto a la campaña 2020/21, en los últimos meses el ritmo de venta tuvo una mejoría notable, aunque aún restan vender 36 millones de toneladas de soja, 28 millones de maíz y 7 millones de trigo".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ