Los partes oficiales sólo dan estimaciones 

Reclaman la creación de un servicio de prevención de desastres climáticos

Un grupo de jóvenes científicos ofreció el servicio de manera gratuita durante 10 años, pero ya no tienen cómo solventarse.
Gonzalo Martínez instalando una de las estaciones meteorológicas.Gonzalo Martínez instalando una de las estaciones meteorológicas.Gonzalo Martínez instalando una de las estaciones meteorológicas.Gonzalo Martínez instalando una de las estaciones meteorológicas.Gonzalo Martínez instalando una de las estaciones meteorológicas.
Gonzalo Martínez instalando una de las estaciones meteorológicas. 

Catamarca cuenta actualmente con dos opciones oficiales para conocer información sobre el clima, el Servicio Meteorológico Nacional, que emite sus informes parciales desde Buenos Aires, y uno que se creó hace unos años dependiente de la Universidad Nacional de Catamarca, pero que sólo ofrece estimaciones, no mediciones, debido a la falta de infraestructura. 

Hasta noviembre del año pasado, los habitantes de la provincia contaban con los Cazadores de Tormentas Catamarca, un grupo de jóvenes científicos capacitados en meteorología que costearon de sus propios bolsillos estaciones meteorológicas que colocaron en diferentes lugares de la provincia. Ofrecían el servicio a través de Facebook de manera comunitaria. Sin embargo, debieron colgar la toalla debido a la enorme demanda y a la indiferencia del gobierno municipal y provincial.

Luego de la descomunal tormenta del lunes que dejó a la ciudad de San Fernando del Valle bajo el agua y provocó una enorme cantidad de daños en edificios públicos y calles, en las redes sociales comenzaron a aparecer críticas al gobierno. “Esto con los Cazadores de Tormenta no hubiera pasado”, decían algunas. Es que, con el correr de los años, este grupo se convirtió en una suerte de institución y no había quien alguna vez no los consultara para saber cómo estaría el clima.

Catamarca/12 habló con Gonzalo Martínez, uno de los fundadores, junto a Stéfan Sauzuk, de la página en Facebook que hoy tiene más de 82 mil seguidores (según el último Censo la cantidad de habitantes de la capital es de 225 mil).

El desconocimiento de la topografía y de los diferentes ecosistemas de la provincia de Catamarca es lo que genera que el SMN no logre alertar a tiempo sobre eventos atmosféricos sucedidos en Catamarca. Por eso sería indispensable que exista un Servicio Meteorológico Provincial con gente local, que esté bien capacitada en las diferentes disciplinas que hay que tener en cuenta a la hora de emitir pronósticos y que a su vez conozcan muy bien la provincia entera”, dijo Martínez.

Según explicó, en la provincia no hay meteorólogos o licenciados en Ciencias Atmosféricas, pues esas carreras se encuentran solamente en Buenos Aires y es muy difícil acceder a estudiar allá para muchos de los interesados, incluyéndolos. Sin embargo, tanto Martínez como Sauzuk intentaron generar un Servicio Meteorológico cuando en 2011 crearon la página Cazadores de Tormentas Catamarca y se aventuraron como autodidactas de las ciencias atmosféricas, capacitándose durante muchos años. Ambos estudiaron carreras afines y relacionadas a los eventos atmosféricos, como las licenciaturas en geografía y biología.

Para que un Servicio Meteorológico funcione bien, además del recurso humano se necesitan herramientas indispensables, como computadoras, conexión a internet y estaciones meteorológicas o instrumentos de medición para mantener informada a la gente con datos fidedignos y no basados en estimaciones pero, desde que ellos dejaron de emitir sus informes diarios, las estimaciones es lo único con lo que cuenta la provincia.

-¿Por qué el Servicio Meteorológico Nacional no es suficiente?

-Lamentablemente no lo es, y no porque haya sido malo el nivel de estudios de los meteorólogos nacionales, sino porque todos ellos son de allá, de Buenos Aires y sus alrededores, entonces no conocen en profundidad el resto de las provincias, su topografía y sus climas. De hecho, la información climática que se conoce sobre Catamarca está totalmente desactualizada. Nosotros pudimos comprobar que hay muchos errores en la bibliografía que se muestra en las diferentes carreras afines a la Meteorología, y esto gracias a que pudimos instalar nuestras propias estaciones meteorológicas, como así también por haber estudiado en profundidad la geografía y los diferentes ecosistemas que tenemos en esta provincia.

Desde Buenos Aires, e incluso desde acá, se subestiman mucho las precipitaciones de Catamarca, siendo que tenemos ecosistemas sumamente húmedos donde se forman bosques y selvas alimentados por lluvias intensas y persistentes. Incluso la mala información que existe sobre nuestra provincia genera comentarios muy erróneos por parte de periodistas, meteorólogos y climatólogos mencionando que estamos en una ciudad de “clima árido y seco”, cuando en realidad ese concepto incluye a zonas en las que llueven menos de 250 mm de promedio anual. En San Fernando del Valle de Catamarca existe un promedio de 460 mm, pero a muy pocos kilómetros, en la zona de La Quebrada, ya se superan los 600 mm, mientras que en la zona de El Tala (noroeste del departamento Capital) el promedio se eleva a 800 mm anuales.

Consecuencias

Para los Cazadores son el desconocimiento de la topografía y de los diferentes ecosistemas los que genera que el SMN no logre alertar a tiempo sobre eventos atmosféricos. Por eso sería indispensable que exista un Servicio Meteorológico Provincial con gente local, que conozca muy bien la provincia entera.

Además, explican que varios fenómenos meteorológicos se hubieran podido prevenir a lo largo de los años, como fuertes tormentas con lluvia o granizo y vientos muy fuertes que provocaron daños importantes. "Desde Cazadores de Tormentas hemos logrado emitir alertas o avisos a corto plazo haciendo monitoreo desde nuestras respectivas casas, y luego mucha gente nos agradecía por haberles avisado”, dijo Martínez.

Una infraestructura adecuada es fundamental para evitar daños materiales sobre una zona urbana. Conociendo esto, Martínez explicó: “Lamentablemente, gracias a la subestimación que se le hace a la provincia por falta de información es que nunca se realiza un buen sistema de desagüe. Luego, cuando llega la época seca del invierno y todos se olvidan de las lluvias del verano”.

Si bien en otras provincias tampoco existen servicios meteorológicos provinciales, los profesionales en climatología hicieron estudios más profundos sobre los climas y la topografía. Además, existen redes de estaciones meteorológicas que dan mucha más información. En Catamarca, el SMN solamente tiene dos estaciones, una en la ciudad de Tinogasta y la otra en el Aeropuerto Felipe Varela. “Es por eso que desde Cazadores intentamos cambiar la realidad de esta provincia creando un Servicio Meteorológico Provincial y una red de estaciones de forma desinteresada", contó.

Por último, señaló que una de las causas por las que dejaron de brindar pronósticos fue saberse que los dastos que diariamente emitían eran plagiados. “También nos cansamos de ver que no nos valoraron quienes podrían habernos ayudado a crecer más. No queríamos seguir trabajando prácticamente gratis y sin posibilidades de un futuro mejor”, concluyó.

El último informe lo emitieron en noviembre. Hoy, al entrar a la página se puede leer "cerrado definitivamente". Antes de cerrar, publicaron una carta de despedida.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ