El ministro se negó a recibir a trabajadores de General Motors
Triaca les cerró la puerta
El funcionario sólo aceptó recibir a los concejales Comi y Magnani y a la diputada González, quienes se retiraron y comunicaron la situación a un centenar de trabajadores y manifestantes que esperaban en las puertas del ministerio.
Los obreros de GM estuvieron en la carpa itinerante.Los obreros de GM estuvieron en la carpa itinerante.Los obreros de GM estuvieron en la carpa itinerante.Los obreros de GM estuvieron en la carpa itinerante.Los obreros de GM estuvieron en la carpa itinerante.
Los obreros de GM estuvieron en la carpa itinerante. 

El Ministerio de Trabajo de la Nación conducido por Jorge Triaca le negó ayer la reunión pautada a los trabajadores suspendidos y despedidos de la planta que General Motors tiene en Alvear. El concejal Carlos Comi y su par kirchnerista Marina Magnani, junto a la diputada nacional Josefina González, acompañaron a los trabajadores de la compañía automotriz, con el objetivo de conocer la compleja situación de la planta santafesina, que dejó a 350 empleados en la calle. "El saldo de la jornada fue más que negativo. Nos recibieron a nosotros y no a los representantes directos de los trabajadores. Nosotros insistimos, pero el ministro Triaca delegó las tareas y sus funcionarios rechazaron la moción", dijo el edil rosarino. La diputada González demandó al "gobierno nacional que se haga cargo de los trabajadores privados de sus derechos, del trabajo digno".

"Estos mismos funcionarios se ampararon en que el acuerdo ha sido suscripto por Smata nacional, Smata local y la mayoría de los delegados de la planta", continuó Comi. Ante este panorama, Comi, Magnani y González se retiraron con el objetivo incumplido y comunicaron esta posición a un centenar de trabajadores y manifestantes que esperaban en las puertas del ministerio.

Ante esta situación optaron por realizar algunas actividades de difusión frente a la escuela itinerante y un pedido de audiencia ante la Comisión de Industria que sesionó en el Congreso de la Nación.

"Las actividades continuarán ahora en la ciudad de Buenos Aires con reuniones con diversos legisladores nacionales, entre ellos el titular del bloque del FPV, Héctor Recalde", indicó el concejal rosarino y adelantó que "los trabajadores ofrecerían una conferencia de prensa en las instalaciones del hotel Bauen".

Además, Comi le solicitó al ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini, que desde su cartera "se realice una constatación de los daños e incapacidades sufridas por los trabajadores despedidos a consecuencia de sus tareas, a fin de que les sirva como elemento de eventuales acciones legales futuras contra la empresa".

"Vamos a reclamar hasta el cansancio que el gobierno nacional se haga cargo de la situación de los trabajadores que se ven privados de sus derechos, del trabajo digno", remarcó la diputada nacional.

A su turno la concejala Magnani denunció que "amparadas por el gobierno nacional, hay grandes empresas que quieren ajustar costos y maximizar ganancias haciendo pagar el pato a los trabajadores, con despidos para los que tienen cierta antigüedad y por ende mejores salarios, con un descuido generalizado de las condiciones de seguridad e higiene, pese a las lesiones que se registran entre los operarios".

"Nosotros vamos a seguir acompañando este reclamo y pidiendo a las autoridades nacionales que se hagan cargo, que vuelvan a poner el Estado al servicio de los trabajadores, de los que más lo necesitan", remarcó la edila del Frente para la Victoria.