Un hombre de 36 años fue imputado por "producir, distribuir y publicar" material con contenido de explotación sexual infantil, desde su casa en la localidad de La Gallareta, ubicada a 259 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Fe. Desde Fiscalía indicaron que se le secuestraron alrededor de 20 mil videos "que menoscaban la integridad sexual de menores de edad”. El acusado "publicaba y distribuía pornografía infantil a través de WhatsApp, Telegram y Facebook”, detalló el fiscal Nicolás Maglier. También se le atribuyó el delito de promoción y facilitamiento de la corrupción de menores. El juez Gonzalo Basualdo ordenó la prisión preventiva durante una audiencia realizada en la ciudad de Vera.

La investigación es un "trabajo en conjunto con el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La entidad nos derivó un reporte internacional en el que se informaba que las fotos y videos eran distribuidos desde una dirección de IP localizada en La Gallareta”, explicó el fiscal, quien sostuvo que G.R.R.L. está acusado por la "producción, distribución y publicación de imágenes y videos en los que había menores de edad involucrados”, con contenido de explotación sexual, "en un número indeterminado de veces". 

Según detalló "se siguió el protocolo de intervención urgente y colaboración recíproca en caso de detección de uso de pornografía infantil en Internet, que consiste en la remisión directa de la investigación al punto de contacto en la provincia que tiene la competencia territorial. En este caso es el prosecretario de la Unidad Fiscal Vera, Fernando Ibañez”.

Al mismo tiempo, relató que al imputado “se le secuestraron alrededor de 20 mil videos. Estos materiales audiovisuales eran compartidos a otras personas en el marco de lo que conformaría una red de distribución de pornografía infantil que traspone los límites territoriales de Argentina”, puntualizó.

El fiscal indicó que “el imputado también distribuía imágenes y videos con actos sexuales propios y fomentaba con su conducta la participación de menores de edad. De esta manera distorsionaba el libre y normal desarrollo sexual de las víctimas”. En tanto, la investigación continúa, por lo que el pedido de prisión preventiva tuvo que ver con no entorpecer medidas pendientes.