“Estamos divididos”

Donald Trump salió a defenderse por el nombramiento de Robert Muller como fiscal especial de la investigación que busca determinar la injerencia rusa en los comicios de 2016. Muller, director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) entre 2001 y 2013, hasta la llegada de James Comey, fue nombrado al frente del caso por el fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, quien estaba a cargo del tema en el Departamento de Justicia después de que el fiscal general, Jeff Sessions, se apartara del caso por haberse reunido con funcionarios rusos durante la campaña. “Creo que daña a nuestro país terriblemente, porque muestra que estamos divididos, no unidos como país. Y creo que tenemos que hacer cosas muy importantes ahora, como tratados comerciales, o asuntos militares”, apuntó Trump. Su gobierno puso ayer en marcha el proceso para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o Nafta), acuerdo vital para México vigente desde 1994. Con el envío de una notificación al Congreso comenzaron a contar los 90 días que deben transcurrir antes de que los negociadores estadounidenses puedan sentarse a una mesa de diálogo. La fecha límite es el 16 de agosto: a partir de ese día podrán hablar con sus pares de México y Canadá.