La AFIP evitó la exportación fraudulenta de 226 toneladas de burlanda seca de maíz, un subproducto de la producción de bioetanol, que tenía como destino España, vía Uruguay. El procedimiento realizado sobre los ocho camiones que contenían la mercadería se realizó en Gualeguaychú tras una investigación conjunta entre la DGI y la Aduana. La empresa detrás de la operatoria desarticulada es la misma que días atrás intentó realizar una exportación irregular de 4137 toneladas de maíz partido desde el puerto de San Pedro, en la provincia de Buenos Aires.

El decomiso se realizó luego de que la DGI encabezada por Virginia García y la Aduana a cargo de Silvia Traverso detectaron que la empresa exportadora carecía de capacidad económica y financiera que acreditara la solvencia necesaria para realizar operaciones en los niveles de su facturación.

Por esta razón, la empresa fue dada de alta en la base de contribuyentes no confiables ya que registra exportaciones sin contar con acreditaciones bancarias, sin tener registrados trabajadores en relación de dependencia como tampoco haber realizado pago alguno ante AFIP-DGI.

En este caso, y luego de la presentación del permiso de embarque por parte de la firma apócrifa ante la Aduana, la DGI y la DGA llevaron a cabo la interdicción de las 226 toneladas de burlanda de maíz, procedimiento en el que participó la Gendarmería como fuerza de seguridad. La mercadería decomisada permanecerá a bordo de los ochos camiones en custodia de Gendarmería Nacional Argentina.

El decomiso de estas 226 toneladas de burlanda de maíz se suma a distintos procedimientos que concretaron la DGI y DGA de manera conjunta en las últimas semanas.

Además del intento de exportar 4137 toneladas de maíz partido por parte de la misma empresa desde el puerto de San Pedro, la AFIP frenó una operación fraudulenta de venta al exterior de 915 toneladas de maíz y aceite en Mendoza.