Opinión
El derecho a la movilidad

En los últimos días se dio a conocer una propuesta del Gobierno de la Ciudad, que llamó a una votación a través de las redes sociales para que la ciudadanía elija, por sí o por no, sobre una supuesta extensión del horario del subte. Según las autoridades porteñas, alrededor del 85 por ciento de los participantes eligieron positivamente la propuesta impulsada por el ministro Franco Moccia. Lo primero que se debe aclarar es que no es una ampliación del horario sino un corrimiento: consiste en que el inicio del servicio se retrase 30 minutos y que finalice media hora más tarde por la noche, es decir que la apertura pasará de 5 a 5.30 y el cierre de 23 a 23.30, a excepción de los sábados, cuando el esquema horario sería de 6 a 0.

Desde la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, junto al legislador Maximiliano Ferraro, con el aval técnico de los trabajadores del subte, hemos propuesto un esquema superador que ofrece un mayor cobertura horaria y un mejor servicio para quienes viven y transitan nuestra ciudad.

¿Qué proponemos? Extender el horario hasta la 1.30 de lunes a jueves y hasta las 3 los viernes, sábados y víspera de feriados. Para los domingos, el horario planteado es de 7 a 0. Si se compara nuestro servicio de subte con el que se brinda en distintas ciudades del mundo, surge que en Buenos Aires opera con un margen de horario reducido, un promedio de 17 horas diarias mientras que en Nueva York funciona las 24 horas, en San Pablo opera entre 20 y 21 horas diarias (de 4 a 1), en la Ciudad de México presta funciones 19 horas al día (5 a 0) y en Madrid, el Metro cierra sus puertas a las 2 de la madrugada (20 horas diarias, de 6 a 2).

¿Por qué lo proponemos? En primer lugar la iniciativa acompaña una tendencia que se observa en los viajes realizados en el horario nocturno, que según las propias cifras del gobierno porteño han mostrado un crecimiento del orden del 90 por ciento entre el período 2014 y 2016, mientras que los pasajeros transportados durante todo el año crecieron por debajo del 30 por ciento. Esto significa que existe una importante demanda potencial desatendida. A su vez, responde a la necesidad de mejorar la oferta de transporte público por la noche, motivando a los usuarios a abandonar el automóvil particular y contribuir a disminuir los niveles de siniestralidad vial que presenta nuestra ciudad. Es en este sentido que la propuesta contempla que los días de fin de semana y previos a feriados, la operación alcance hasta las 3, acompañando la intensa vida nocturna que presenta Buenos Aires. En los últimos años, numerosas ciudades han decidido expandir el horario de prestación del servicio subte a 24 horas. Si bien dicho horario no opera para todas las líneas o en todos los días de la semana, las políticas de desarrollo urbano buscan priorizar este medio de transporte por sobre los demás, debido a  su  bajo  impacto  ambiental, su  bajo índice de siniestralidad, las altas velocidades que permite alcanzar y su amplia capacidad, lo que permite transportar un número superior de pasajeros que el transporte automotor en cualquiera de sus variantes. Por último, nuestra propuesta constituye una reparación que nuestra ciudad debe a sus vecinos, puesto que su horario histórico de prestación era hasta las 1.30 y fue recortado desde hace casi 30 años.

Finalmente, ante las voces contrarias que alzan el argumento del incremento de costos como un impedimento a la realización de la ampliación horaria, resulta importante destacar que el debate sobre la ampliación de derechos, tal como el derecho a la movilidad, no puede reducirse exclusivamente a una consideración de carácter económico sino que debe medir el impacto social que la medida supone. Los principales beneficiarios de la medida serán estudiantes universitarios y trabajadores que desempeñan su actividad dentro de nuestra querida ciudad. Esta iniciativa pretende mejorar la calidad de vida de todas las personas, garantizándole un retorno más previsible, veloz y seguro a sus hogares. 

* Director de Transporte de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.