La OEA no interviene

El embajador de Ecuador en la OEA, Marco Vinicio Albuja, no logró ayer que la organización aborde la crisis política de Brasil como la de Venezuela, porque ocho Estados rechazaron debatir ese asunto y el resto mantuvieron silencio. Albuja dijo que “desde hace algunos días hay noticias muy graves respecto a la situación en Brasil” y que “las afectaciones de carácter regional” de esa crisis le obligan a solicitar a la misión brasileña información sobre “en qué momento está la política” del país. Ante la petición de Ecuador, el embajador brasileño, José Luiz Machado, explicó que “el tema está en el sistema judicial”, defendió que en Brasil se siguen respetando “las libertades y la democracia” y calificó la propuesta de Albuja como una “tentativa para distraer el foco” ante la reunión de cancilleres sobre Venezuela del 31 de mayo. Ocho naciones –Canadá, Colombia, Estados Unidos, Argentina, Chile, México, Paraguay y Uruguay– expresaron su rechazo a que Ecuador incorporara el tema de Brasil al Consejo Permanente de la OEA.