Ricardo Olivera renunció a la presidencia del PJ santafesino
Se cansó de las presiones
El detonante habría sido el malestar de los senadores con Olivera por autorizar a otro de los candidatos a diputado nacional y secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid, a presentar su lista mañana, en la sede del PJ capitalino.
Schmid presentó ayer en Rosario su candidatura a diputado.Schmid presentó ayer en Rosario su candidatura a diputado.Schmid presentó ayer en Rosario su candidatura a diputado.Schmid presentó ayer en Rosario su candidatura a diputado.Schmid presentó ayer en Rosario su candidatura a diputado.
Schmid presentó ayer en Rosario su candidatura a diputado. 

Desde Santa Fe

A cuatro días del cierre de listas de candidatos a diputados nacionales impactó ayer en el Partido Justicialista santafesino la renuncia de su presidente Ricardo Olivera, quien se ganó el respeto de los sectores internos porque garantizó la unidad partidaria. "Estamos tristes", dijo el diputado y secretario general Leandro Busatto, el primero en informar sobre el paso al costado. Las causas no fueron explicadas por Olivera, aunque sus más cercanos la atribuyen a un pico de stress que se agudizó por diferencias políticas con los senadores del PJ y derivó en el consejo médico de una licencia. "Algo pasó", comentó a  Rosario/12 otro peronista histórico al especular sobre los detonantes, según las tres versiones que circularon ayer: el supuesto malestar de los senadores con Olivera porque éste su jugó a fondo en el Congreso provincial que selló la unidad a fines de mayo; cierto fastidio por su buen diálogo con el kirchnerismo y el candidato del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, y un presunto enojo porque autorizó a otro de los candidatos y secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid, a presentar su lista mañana, a las 10, en la sede del PJ en Santa Fe. 

La renuncia de Olivera desconcertó a la mesa directiva del PJ que si bien estaba al tanto de los problemas de presión alta de su presidente se enteró del desenlace por Busatto. "Ricardo es un hombre de diálogo, bajo su conducción logramos alcanzar la unidad en la diversidad de un peronismo amplio", dijo el legislador.

Olivera había asumido a mediados de 2016 por un acuerdo político entre los senadores y los intendentes del PJ, al que se sumaron gremios peronistas y las líneas que responden a Rossi y a Omar Perotti. Lo rodeó una mesa chica de tres vicepresidentes, dos de ellos senadores: Rubén Pirola y Danilo Capitani y la diputada Silvina Frana. Se hizo cargo con la promesa de que no sería candidato y no se pasaría al PRO. Sonaba a broma, pero no tanto. Porque sus tres antecesores --Carlos Reutemann, Norberto Nicotra y Ricardo Spinozzi-- hoy forman en las filas de Mauricio Macri.

Según fuentes confiables, Olivera se había cansado de las "presiones" políticas de los senadores del PJ. Una de las diferencias era que varios de ellos preferían que el congreso partidario se declare prescindente para evitar la interna con Rossi y cada lista pueda competir por su lado. Olivera trabajó para la unidad. Después, se viralizó una foto del presidente del PJ con el ex ministro de Defensa que fastidió en el Senado. Y el viernes, autorizó a Schmid a presentar su candidatura a diputado nacional en la sede del PJ, mañana, a las 10, lo que también molestó a los senadores.  

Ya en mayo, Olivera había dicho que si el congreso partidario se rompía, él renunciaba, lo que no sucedió. Pero el viernes, después del entredicho por el lanzamiento de Schmid en el PJ, tuvo un pico de presión y el médico le recomendó una licencia. Otras fuentes comentaron que la jugada de los senadores era sumar a Schmid como el segundo de la lista que encabezará la ex jueza Alejandra Rodenas. 

El diputado nacional Marcos Cléri dijo ayer que le pedirá a Olivera que retire la renuncia porque "es un gran presidente del PJ, ha logrado la unidad, contuvo a todos los precandidatos a diputados nacionales" y escucha "a los intendentes, presidentes de comunas, legisladores y dirigentes del peronismo del interior", lo elogió. Su gestión "es muy buena para que la unidad se sustente en un programa que deberíamos discutir todos los sectores del peronismo de cara a la ciudadanía, más allá de las candidaturas de Rossi, Rodenas y Schmid".

Schmid, en tanto, lanzó ayer en Rosario su precandidatura a diputado nacional por Santa Fe por el justicialismo. Frente a conformación de alianzas dentro del PJ provincial, el gremialista dejó la puerta abierta a un acercamiento con la lista que encabeza Rodenas. "Hasta el 24 de junio todo es posible, habrá que ver la rigidez de los sectores", dijo Schmid. En ese sentido, el referente del Movimiento Evita, Gerardo Rico, señaló que su sector también está trabajando para acordar una lista de unidad.