Declaró Calviño

El ex jefe de las comisarías porteñas, Guillermo Calviño, declaró ante el juez de Instrucción Ricardo Farías por la causa que investiga la conformación de una organización ilícita policial que pedía coimas a cambio de seguridad para vecinos de los barrios de Núñez y Saavedra. Calviño, que duró nueve días como Superintendente de la nueva Policía de la Ciudad, seguirá detenido hasta que el juez resuelva su situación procesal. El ex comisario general de la Federal fue acusado por los delitos de asociación ilícita y cohecho, misma imputación que pesa sobre el primer jefe de la Policia de la Ciudad, José Potocar, quien permanece preso desde el 25 de abril. La primera sospecha sobre la participación de Calviño y Potocar como líderes de la organización surgió en febrero de este año tras la declaración de los ex ofciales Marcelo Stefanetti y Hernán Kovacevich, quienes aseguraron que los comisarios junto a la exjefa de circunscripción, Susana Aveni, recibían parte de las coimas que exigían a trapitos y comerciantes a cambio de “seguridad”. Luego, el fiscal José María Campagnoli dispuso un allanamiento en la comisaria 35° de Núñez, donde secuestraron cuadernos de la oficina del por entonces jefe, comisario Norberto Villarreal, actualmente prófugo. En esa libreta, Calviño aparece como uno de los destinatarios finales de la recaudación.