La “ilusión” de Michetti

Durante la asamblea del Consejo Federal de Discapacidad que se realizó en abril, en la provincia de Neuquén, la vicepresidenta Gabriela Michetti habló del Plan Nacional que el gobierno viene publicitando mientras recorta los derechos de los discapacitados. Esta fue una de las oportunidades en las que propuso que familias adineradas apadrinen a niños discapacitados pobres.

“Yo tengo una ilusión en lograr programas, en las provincias, en los municipios, que nos permitan que familias con chicos sin discapacidad, que son familias que tienen recursos, son familias de clase media acomodada, o de clase alta con mucha más razón, logren amadrinar o apadrinar a familias con chicos con discapacidad que tienen recursos realmente escasos”, dijo la vicepresidenta. “Entonces, que se produzca también en la ciudadanía un natural entrelazamiento de ayuda, porque los chicos de las primeras familias se van a ver enormemente beneficiados y van a crecer como personas mucho más si tienen ese contacto con una familia que tiene chicos con discapacidad y ven todos los problemas que tienen que enfrentar. Podemos hacer un gran programa de madrinazgo de familias, porque eso nos va a mostrar cómo la Argentina se compromete desde el ciudadano”.

“(...) Yo no quiero en absoluto que este sea el plan de la vicepresidenta, no. Si hay algo que tenemos que hacer es que eso no exista, que este sea un plan de los argentinos. Es el plan de todos nosotros, de todas las provincias, los municipios, los argentinos. Si lo logramos, rompemos todo, en el buen sentido de la palabra, revolucionariamente”. 

Michetti también habló de la “sustentabilidad” del sistema de salud: “como los recursos son escasos, vamos a tener que ser muy inteligentes en ver cómo hacemos”, señaló tras anticipar que hay que “adecuar el marco normativo, sin perder de vista la relación costo/efectividad”.