Trabajo del Observatorio Social del Transporte
El balance del Chino Rosúa
"La intendencia ninguneó nuestro trabajo", dijo Rosúa."La intendencia ninguneó nuestro trabajo", dijo Rosúa."La intendencia ninguneó nuestro trabajo", dijo Rosúa."La intendencia ninguneó nuestro trabajo", dijo Rosúa."La intendencia ninguneó nuestro trabajo", dijo Rosúa.
"La intendencia ninguneó nuestro trabajo", dijo Rosúa. 

El pre candidato a concejal por el Frente Justicialista, Fernando "Chino" Rosúa, presentó el trabajo realizado durante los últimos dos años por el Observatorio Social del Transporte, que revela "graves irregularidades e incumplimientos que deterioran el servicio que se le brinda a los usuarios". "Hemos tenido una clara vocación propositiva en áreas a mejorar del transporte público pero la actitud de la intendencia fue la de ningunearnos".

"Demostramos el retiro masivo de unidades de distintas líneas de transporte, resintiendo las frecuencias; el cese del servicio nocturno en más de 20 barrios; dimos números sobre la baja cantidad de unidades con aire acondicionado funcionando en temporada estival; preanunciamos los inconvenientes en materia movilidad que traería el traslado masivo de líneas de colectivos a las calles Santa Fe, Maipú y Laprida, y fuimos a la Justicia para parar las cocheras subterráneas en la estación Rosario Central, que debe ser preservada para convertirse en cabecera de un recuperado sistema de transporte ferroviario de pasajeros regional", enumeró Rosúa.

Como respuesta a estas divergencias con la gestión oficial, el candidato fue claro: "Rosario necesita un sistema de transporte multimodal de gestión integralmente estatal, que le sume a los colectivos, taxis y remises, otros servicios imprescindibles para una metrópolis en la que conviven y se movilizan millones de personas diariamente, como los trenes de cercanía".