El personaje

Krevlornswath de Angel (Andy Hallett): Un demonio bonachón que atendía un bar de karaoke para monstruos de toda clase. Lo llamaban Lorne, el anfitrión, era un alma gentil que no prejuzgaba a los humanos y disfrutaba de flirtear con las damas.  Le gustaban las artes, admiraba la belleza e incluso la música... algo singular, ya que en su universo natal no había música.