Laboratorio público elaborará el primer cannabis medicinal
El aceite que esperan decenas de pacientes

El Laboratorio Industrial Farmacéutico de Santa Fe (LIF) anunció que antes de fin de año saldrá el primer lote de cannabis medicinal elaborado en la provincia. En rigor, se trata de una partida piloto que será elaborada en Rosario para producirlo luego a mayor escala.

En una primera etapa, la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas (FCByF) de la UNR formalizará el desarrollo, mediante la producción a una escala piloto, y luego transferirá al LIF dicho desarrollo para producirlo a mayor escala.

Guillermo Cleti, miembro del directorio del LIF, explicó que "una vez probado el aceite y se cumplan todos los avales requeridos por la Nación, se transferirá la producción al LIF con un volumen mayor, para atender no sólo la demanda de los pacientes santafesinos, sino también de otras provincias con las que se firmen convenios".

"Todo el proceso tiene tiempos que se deben cumplir, no es de un día para el otro, pero estimamos que la escala piloto deberá estar lista antes de fin de año", agregó.

El proyecto fue presentado la semana pasada por el Ministerio de Salud provincial ante las autoridades nacionales y ahora falta la rúbrica para iniciar el proceso de elaboración. Además se indicó que mientras el Inta no cuente con la materia prima (cannabis) para proveer a los laboratorios, se importaría de Uruguay.

El cannabis medicinal es una droga utilizada en la actualidad por pacientes con enfermedades como epilepsia refractaria o parálisis cerebral, entre otras patologías, que no responden a tratamientos tradicionales. Hasta hoy, el aceite de cannabis es importado mediante un largo proceso que deben afrontar los familiares de los pacientes para obtener la droga, que además es costosa. En el país son unos 800 los pacientes que importan el "Charlotte", según el registro de la Anmat, de los cuales más de 10 son santafesinos. Ahora, con la nueva ley para la producción y distribución de aceite de cannabis medicinal, se abre la puerta a la posibilidad de acceder de forma directa y más económica al tratamiento requerido por cada paciente.

Santa Fe ya cuenta con una ley provincial sancionada en noviembre del año pasado y luego reglamentada para el uso medicinal de derivados del cannabis. "Nosotros venimos trabajando junto a otros cinco laboratorios públicos en una Mesa de Cannabis, convocada por la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (Anlap)", informó Cleti al diario El Litoral.

"La presentación tuvo buena recepción de parte de las autoridades", dijo Cleti, quien agregó que desde el LIF vienen trabajando en este proyecto desde hace 6 meses. "Ya compramos los estándares para realizar los controles analíticos y desarrollar las técnicas", detalló.