Construirán viviendas para marginadas
Las Carmelitas y las trans

Una organización católica construirá viviendas para mujeres trans en un predio del barrio Confluencia de la ciudad de Neuquén, cedido ayer por el municipio local. El terreno fue entregado a la Hermana Mónica Astorga, de la congregación Carmelitas Descalzas, quien desde hace varios años lleva adelante un proyecto de contención para mujeres trans.

Astorga, aseguró que “es una lucha constante conseguir algo para las chicas” porque “puedo asegurar que este colectivo es el más maltratado y marginado de todos de la sociedad. En Neuquén solamente tenemos dos chicas trans trabajando en blanco, sino le generamos el trabajo no lo tienen, el resto sigue siendo marginadas”.

Astorga explicó que “el proyecto es construir 15 casitas para las que quieran, porque algunas también eligen seguir en la calle, se las respeta y acompaña, pero las que quieran vivir de otra manera tienen esta oportunidad”.