El ingenio La Esperanza

El Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del ingenio La Esperanza (Soea) llamó a una asamblea general en la que buscará expresar al gobierno de Jujuy la necesidad de mantener los puestos de los 1080 trabajadores de la planta, una vez que la misma pase a manos privadas. “Vamos a tener que tomar decisiones muy fuertes ya que se tiene la intención de que sólo quedarán 600 trabajadores”, dijo el secretario general del Soea, Sergio Juárez. El referente señaló que van a defender “a los 1080 compañeros que aún permanecen en el sector productivo”. Argumentó que la producción de azúcar y alcohol “ha remontado bastante”, aseguró que La Esperanza “sí es rentable” y lamentó que “los trabajadores del ingenio para este gobierno sólo son números”. “El nuevo dueño que quiera venir al ingenio tendrá que aceptar a los 1.080 trabajadores”, insistió Juárez, al tiempo que aseveró que a los 336 empleados que estaban en condiciones de jubilarse “todavía no les pagaron los 120.000 pesos que le habían prometido”. Además, denunció “persecución” contra él y otros dirigentes del sindicato, recientemente “notificados de que se eleva a juicio una causa por instigar a cometer delitos”. La Esperanza, un ingenio que se halla bajo control del estado jujeño, fue declarado en quiebra por el gobierno y transita una reorganización dispuesta por una ley que designó al Ministerio de Producción provincial como autoridad de aplicación.