Cruce entre el defensor del Pueblo y la Anses
Asignaciones en debate

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires solicitó a la Anses que brinde información y explicaciones por la baja de más de 230 mil beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). La postura de la Defensoría responde a lo publicado ayer por PáginaI12, donde se detalló que en enero último los beneficiarios de la AUH eran 3.980.755, mientras que en marzo esa cifra se redujo a 3.749.213, lo que equivale a la pérdida de 231.542 asignaciones. La Anses precisó en un comunicado emitido también ayer que “durante 2017 se interrumpieron 235.779 casos por incumplimiento en la presentación de los certificados de requisitos de salud y educación”, pero insistió en que se trata “de un procedimiento que se realiza todos los años, en cumplimiento de la ley que crea la asignación” y señaló que la situación se regularizará cuando los beneficiarios presenten los respectivos formularios de salud y educación completos ante las oficinas del organismo previsional.

“En esta etapa de retracción económica no podemos dejar de preocuparnos por los beneficios que perciben los sectores más vulnerables, además del interés superior del niño sobre cuestiones administrativas. Si bien las bajas están relacionadas con incumplimientos en la presentación de la documentación necesaria para conservar el beneficio, cualquier medida que se tome en este sentido debe tener una política alternativa que evite mayor desamparo en jóvenes y niños”, sostuvo el Defensor del Pueblo Adjunto General, Walter Martello.

Desde la Anses recordaron en el comunicado que el año pasado se suspendieron 409 beneficios, durante 2015 se interrumpieron temporalmente 350.256 asignaciones; en 2014, 685.867; y en 2013, 691.443. “En la gran mayoría de los casos, luego de suspendido el beneficio se regulariza la situación de incumplimiento y se restituye el pago de la prestación”, según la organismos, que aclaró que se extendió el plazo de presentación de libretas hasta el 31 de octubre. Hasta esa fecha, a quienes se les suspendió la asignación tienen tiempo para presentar ante la Anses la Libreta Nacional de la Seguridad Social, Salud y Educación o el Formulario PS 1.47. En los casos de suspensiones termporales, “cada titular recibe el 80 por ciento de la prestación y el 20 por ciento acumulado se percibe luego de la presentación de la Libreta”, informó la entidad que conduce Emilio Basavilbaso. 

La Anses también sostuvo que se logró la incorporación de hijos e hijas de monotributistas y de trabajadores de temporada y el incremento de los topes de los ingresos familiares para acceder al beneficio.