Represión contra trabajadores en Jujuy

Una asamblea del sindicato de docentes de enseñanza media y superior de Jujuy (CeDEMS) culminó con una pelea entre dirigentes y las bases y la intervención violenta de la Policía, que arremetió con balas de goma y gases lacrimógenos en contra de los trabajadores ayer al mediodía, en un encuentro que se desarrolló en la sede de la Sociedad Obrera de Jujuy, ubicada en el microcentro jujeño. Un grupo de trabajadores se negó a que la dirigencia sindical aceptara la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo provincial. Los docentes jujeños no recibieron aumento salarial aún.   

Según informaron docentes locales, un grupo de profesores expusieron durante la asamblea del sindicato que se desarrolló ayer “serias falencias de representatividad” que observan en el gremio y acusaron al secretario general del sindicato, Ricardo Ajalla, y a la Comisión Directiva de “traidores”: “Nos entregaron al gobierno de Morales, renuncien todos”, exigieron los trabajadores. La gobernación provincial acumula una deuda de medio año de salario a algunos docentes, mientras que no otorgó aumento salarial alguno para el sector en general.  

Las fuentes indicaron que tras las críticas, trabajadores y dirigencia sindical comenzaron a pelearse, cuando ingresó la policía e intervino con gases lacrimógenos y balas de goma. Según los trabajadores, Ajalla se fue “escudado por la Policía e insultado por los docentes, que le gritaron ‘andate traidor’, ‘nos vendiste’, ‘renunciá muñeco de Morales’”.