internet

El gigante mediático Disney anunció el martes que lanzará en Estados Unidos sus propios servicios de streaming. Uno incluirá las clásicas películas y series de Disney y el otro estará dedicado a los deportes. La empresa ya cuenta con un servicio similar en Reino Unido, donde los usuarios pueden acceder de forma ilimitada a las películas y los canales infantiles del grupo por 6,5 dólares al mes. Esta vez Disney ha sido explícito al declararle la guerra comercial a Netflix ya que dejará de permitir el uso de sus productos en la popular plataforma. Si bien los anuncios se hicieron para el mercado estadounidense, Disney espera poder poner en marcha iniciativas similares en otras partes del mundo.