SUPER TC2000 > El piloto se prepara para correr los 200 kilómetros
Guerrieri irá a fondo en el Gálvez
El conductor de uno de los binomios de Citroën compartirá el auto con Marcelo Ciarrocchi, para la prueba que tendrá como escenario el circuito número 15 del autódromo porteño.
“Tengo muchas ganas de que empiece ya”, dice Esteban Guerrieri.“Tengo muchas ganas de que empiece ya”, dice Esteban Guerrieri.“Tengo muchas ganas de que empiece ya”, dice Esteban Guerrieri.“Tengo muchas ganas de que empiece ya”, dice Esteban Guerrieri.“Tengo muchas ganas de que empiece ya”, dice Esteban Guerrieri.
“Tengo muchas ganas de que empiece ya”, dice Esteban Guerrieri. 
Imagen: Alejandro Leiva

El automovilismo nacional vivirá el domingo próximo otra jornada de ensueño. La categoría Súper TC2000 ofrecerá los 200 kilómetros de Buenos Aires en el legendario autódromo Oscar y Juan Gálvez. El circuito número 15 será el escenario donde los pilotos buscarán alcanzar la cima del podio, en la final que será a 34 vueltas o 75 minutos, en el trazado de 5958 metros de extensión. Para esta prueba, cada piloto tendrá un invitado, y entre el giro 14 y el 20 se realizará el cambio de conductor, aunque el Auto de Seguridad esté en la pista. 

Entre los protagonistas, el que intentará llegar adelante será Esteban Guerrieri. El hombre de 32 años, nacido en Mataderos, compartirá su auto con el cordobés Marcelo Ciarrocchi, a quien le depositó toda la confianza para esta competencia. Guerrieri mantiene una amplia experiencia en el plano local como en el internacional, donde se destacó en categorías de monoplazas. En Europa se coronó campeón en el año 2003 de la Eurocopa de Fórmula Renault 2.0, y compitió también en forma sucesiva en las categorías Fórmula 3000, Fórmula 3 Euroseries, World Series by Renault y Superleague Fórmula 1. A pocas horas de la carrera, Guerrieri dialogó con PáginaI12 y se mostró con buenas expectativas para lo que deberá afrontar.

–¿De qué manera te preparás para esta carrera tan emblemática del Súper TC2000?

–Es una carrera muy linda, y por eso tengo muchas ganas de que llegue el fin de semana y empezar a competir. Como piloto siento una emoción muy grande, y creo que es un privilegio poder ser parte de todo esto. Los 200 kilómetros hace muchos años que se viene corriendo, y seguramente será con el Gálvez lleno de gente. Eso también le va a agregar un marco de exigencia hacia los pilotos. Para mí, particularmente, es una emoción hermosa, y lo estoy viviendo intensamente con el equipo Citroën, en toda la previa que venimos teniendo.

–Con tu gran experiencia a nivel internacional, ¿esperás algo diferente para este fin de semana?

–La verdad, pretendo que todo funcione de la mejor manera como equipo, que no tengo duda que lo vamos a lograr. Uno tiene que estar en todos los detalles para poder funcionar bien en conjunto, y alcanzar los objetivos que nos planteamos es el mayor deseo.

–En las pruebas que fueron realizando, ¿cómo se van adaptando al auto los pilotos invitados?

–Se sintieron muy bien los chicos que estuvieron girando. Y eso es muy importante, porque ayuda a la confianza y a la buena onda que vamos generando desde el comienzo. 

–¿Y la coordinación con tu compañero Ciarrocchi?

–El es un piloto excelente, muy experimentado. Tiene un temple bárbaro y conoce lo que es correr en autos de turismo con tracción delantera. No hay que decirle demasiado en ese aspecto, hay que ir a disfrutar el fin de semana y dar el cien por cien. 

–A partir de que el año está ingresando en su parte final, ¿vos te pusiste a proyectar el futuro para el 2018?

–Todavía no lo estuve analizando en profundidad. En principio, me gustaría continuar con Citroën, ya que es una marca con la que me siento muy cómodo y estamos trabajando muy bien. En ese aspecto, me mantengo tranquilo para lo que me llegue después.