Schmid criticó la "lista negra" del Gobierno y puso en duda las mejoras económicas
"No compartimos la euforia de los empresarios"
El triunviro de la CGT remarcó que “no hay posibilidad de discutir” una reforma de los convenios colectivos de trabajo en “los sectores más golpeados por las importaciones” y advirtió que el empleo creado durante la gestión de Cambiemos “es de baja calidad y poco ingreso”.
Imagen: Bernardino Avila

El titular de Dragado y Balizamiento y triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid, afirmó que “las cuentas de los sindicatos y sindicalistas son tan transparentes como las del resto de la sociedad” y le recomendó al gobierno nacional que cuando cuestiona a algunos dirigentes “no mire la paja en el ojo ajeno sino la viga en el propio”. Por otra parte, tomó distancia de “la euforia” que algunos dueños de compañías manifiestan sobre el rumbo económico y advirtió que el empleo creado durante la gestión de Cambiemos “en muchos casos es de baja calidad y poco ingreso”.

Durante entrevistas en las que criticó la existencia de “listas negras” elaboradas por el Gobierno para enviar "a la luna" a algunos dirigentes sindicales, Schmid recalcó que los gremios “siempre estuvieron en la mira” de los gobiernos de turno. En este sentido, adujo que “la corrupción atravesó amplias capas de la sociedad” y sostuvo que “aventurarse a decir” que las irregularidades son cometidas solo por gremios y gremialistas “es mirar la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”.

“Además, en los países donde no hay sindicalismo hay mayor violencia social”, lanzó el dirigente de la CGT luego de contar en Radio Uno algunos detalles de la “reunión informal” que mantuvieron ayer representantes de la central obrera y empresarios, en el marco del Coloquio IDEA. "La charla fue para darle institucionalidad a la reunión, eso no quiere decir que compartamos la misma euforia de los empresarios" sobre la marcha de la economía, aclaró.

En esa charla, según contó, se planteó que “no hay posibilidad de discutir” una reforma de los convenios colectivos en “los sectores más golpeados por las importaciones”, sobre todo si se intenta tomar como modelo la que se la hizo con petroleros patagónicos privados, a quienes, entre algunos puntos, se les redujeron las remuneraciones adicionales por trabajador y se disminuyeron las dotaciones de personal prevista por pozo.

El 53º coloquio que se desarrolla en la ciudad bonaerense de Mar del Plata cerrará esta tarde con la presencia del Presidente, quien ratificará su idea de seguir avanzando contra los sindicatos. De hecho, la antepenúltima ponencia del día será sobre “la cooperación entre sindicatos y empresas” a partir del caso de la explotación del yacimiento de Vaca Muerta. Participaán el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, y el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, entre otros.

Schmid enumeró por Radio Rivadavia “tres pilares a los que no vamos a resignar: la ultra-actividad (que quiere decir que hasta que no se firme un nuevo convenio sigue rigiendo el anterior), la jerarquía territorial del convenio colectivo, y el tema del sistema de salud y el modelo sindical. Esto es innegociable”.

Por otra parte, cuestionó al Gobierno y negó que “el sindicalismo de haya pintado de amarillo”, en alusión al color que identificada a Cambiemos. “Macri ha tardado dos años en volver al punto de partida de cuando recibió el gobierno. Se han gastado dos años en estar en una situación parecida o igual que la recibida en 2015”, puntualizó.

Finalmente, remarcó que el empleo que se creó durante los últimos años “en muchos casos es de baja calidad y poco ingreso”, lo cual da cuenta de que “el reparto está todo desbalanceaado”.