En la causa por supuesta malversación de fondos de la mina Río Turbio
Rechazan pedido de De Vido para que revisen orden de desafuero y detención

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido pidió licencia como diputado nacional en un escrito que presentó formalmente al titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, y en la misma carta renunció a la Comisión de Energía de Diputados. Tras presentar esa carta en el Congreso, su abogado defensor Maximiliano Rusconi le pidió al juez federal Jorge Luis Rodríguez que revise la orden de desafuero y detención contra el exministro, pero el recurso fue rechazado de forma express tanto por el juez como por la Cámara Federal. 

El juez Luis Rodríguez pidió la semana pasada el desafuero y la detención del ex ministro en una causa en la que se lo investiga por el supuesto desvío de fondos que debían destinarse al mantenimiento y la modernización del yacimiento carbonífero Río Turbio y a las obras para un tren turístico en la zona. En sus argumentos, el juez Rodríguez sostuvo que De Vido podría entorpecer la investigación, y señaló su rol como presidente de la Comisión de Energía entre los motivos.

Rusconi señaló en su pedido de revisión que esa condición había cesado y presentó la apelación, pero fue rápidamente rechazado por "inadmisible" por la Cámara Federal.  El abogado defensor también solicitó ante el juez Rodríguez que el exministro pueda realizar una declaración espontánea esta tarde, pero recibió otra negativa y se mantuvo la cita a indagatoria para el 8 de noviembre.  

El escrito del diputado nacional del bloque del FpV-PJ solicitando su licencia a la Cámara baja ingresó esta mañana por mesa de entradas en el Congreso de la Nación. Para que la licencia entre en efecto, la Cámara de Diputados debería aprobar hoy mismo la solicitud. Sin embargo, el oficialismo esperaba avanzar esta semana en la aprobación del desafuero del exministro. 

"Solicito con las formalidades de práctica se haga efectivo mi pedido a partir del día de la fecha y hasta la finalización del corriente año legislativo", indicó De Vido en la misiva dirigida al presidente del cuerpo, Emilio Monzó.

Asimismo, explicó: "Las razones que motivan mi pedido y decisión están vinculadas a las disposiciones, acciones, manifestaciones y resoluciones tomadas en las causas judiciales por las que se requiere hoy mi desafuero y detención. En realidad, es la privación ilegítima de mi libertad la única motivación que persiguen dichas solicitudes, ya que como señalé más de una vez, en mi caso mis fueros nunca existieron". 

"Les aseguro a todos que la posible afectación a mi libertad personal en estas condiciones donde no existe Estado de Derecho no me desvela", agregó. De Vido denunció las causas en su contra como "un hito más en la escalada de escarnios mediáticos y judiciales" de las que se considera víctima.

En ese sentido, anunció su decisión de presentarse "en forma urgente" ante los tribunales que lo reclaman, encabezados por "magistrados recusados por prejuzgamientos arbitrarios sobre mí o designados por mecanismos irregulares que, no obstante, siguen actuando impunemente y al amparo de sus pares", dijo en alusión al juez federal Claudio Bonadio y al camarista federal Leopoldo Bruglia.

De Vido también presentó una apelación por el pedido de prisión preventiva en la causa por supuestas irregularidades en la contratación de barcos con gas natural licuado impulsada por el juez Claudio Bonadio.