La CIDH remarcó que la cautelar sigue vigente y debe ser cumplida

“El Estado es responsable de la salud física, psíquica y moral de Sala”

Luego de una semana de sesiones en Montevideo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronunció sobre el incumplimiento de la cautelar que ordenó garantizar la salud y la vida de Milagro Sala. El titular del organismo recordó que la medida sigue vigente y que es de cumplimiento obligatorio.

Durante el cierre de su 165º audiencia que este año tuvo sede en Uruguay, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió al gobierno argentino de su “responsabilidad” sobre “la vida e integridad” de la dirigente detenida en Jujuy Milagro Sala, y lo instó a garantizar “que no se realicen actos que puedan ponerla en riesgo”. Además, lamentó la revocatoria de la prisión domiciliaria dictada contra la líder de la organización Tupac Amaru y ratificó que la medida cautelar que recomienda que no continúe en el Penal de Alto Comedero “es obligatoria”.

Las definiciones del organismo de cuyo sistema de legislación la Argentina es parte asociada fueron emitidas durante una conferencia de prensa en donde la cúpula de ese organismo internacional transmitió sus principales conclusiones sobre los casos debatidos desde el lunes pasado en la capital uruguaya.

Al ser consultados sobre la situación de Sala, el titular de la CIDH, Francisco Eguiguren, recordó que “sigue vigente” la medida cautelar que en julio pasado había conminado al Estado argentino a mejorar las condiciones de detención de la dirigente, ya sea mediante su liberación del penal en que está privada de su libertad o a través del otorgamiento de prisión domiciliaria o libertad monitoreada.

Esta medida se cumplió en los primeros días de agosto pasado, cuando Sala fue llevada a una vivienda del barrio La Ciénaga, hasta que la Cámara de Apelaciones de Jujuy revirtió esa medida a principios de este mes. “Hay un incumplimiento actual” de esa cautelar “y esperamos que no sea definitivo, porque las cautelares son mandatorias, es decir obligatorias”, sumó Eguiguren y subrayó: “Nosotros seguimos en la lucha”.

El presidente de la CIDH reiteró que “todo Estado es responsable por la seguridad de la persona privada de su libertad” y puntualizó que, en ese sentido, el gobierno nacional responsabilidad en la vida e integridad “de la salud física, psíquica y moral de Sala”. “Tiene que protegerla”, subrayó.

Luego, durante una entrevista con la periodista Cynthia García, Francisco Eguiguren expresó que desde el organismo que encabeza “tenemos la esperanza de que se cumpla” nuevamente con la recomendación sobre la prisión domiciliaria para Sala. Esa medida “afortunadamente fue acatada” en agosto pasado “pero se encuentra incumplida” en la actualidad.

“Si bien cuenta con autonomía, la Argentina es parte del sistema interamericano de derechos humanos y está sometida a las decisiones de la comisión. Y lo que la comisión dispone es de cumplimiento obligatorio”, definió.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ