PARCHE

El 18 de octubre, cuando apareció el cuerpo de Santiago Maldonado en el río Chubut, el profesor Guillermo Ragazzo, en la Escuela Taller Nº 3149 "General Las Heras", de la ciudad de San Lorenzo, decidió evocarlo pegando un parche con el rostro del artesano pintado en la espalda de su delantal. Desde la dirección del establecimiento empezaron las presiones, referencias directas al homenaje que el docente llevaba estampado en su indumentaria personal. El director llegó a decirle en un encuentro de talleres que en ese lugar "no se hacía política". Intervino la supervisora de la escuela, para peor. "Es evidente que para el sistema y el statu quo es más peligroso un parche que las denuncias por maltrato laboral que me tocó realizar", dijo Ragazzo al portal Conclusión. Y añadió: "La supervisora me dijo que si no estaba cómodo, que busque otra escuela".