Separan a dos médicos

Dos médicos del hospital Granaderos a Caballo de San Lorenzo fueron apartados de sus cargos tras conocerse la denuncia de una madre que afirmó haber sido víctima de mala praxis en el trabajo de parto donde falleció su bebé. La coordinadora en el nodo Rosario del Ministerio de Salud, Rosa Dutto, resolvió separar de sus cargos a un tocoginecólogo y una obstetra, en el marco de una investigación interna por lo ocurrido el pasado viernes. Noelia es la mujer que denuncia el hecho, y según refleja el portal Sl24, afirmó: "Durante el trabajo de parto, les pedí por favor que me hicieran una cesárea porque ya no tenía más fuerza para pujar, pero ellos se negaron". En el tramo más crudo de su relato, indicó que los médicos "sacaron a la bebé con (una especie de instrumetno similar a) una sopapa en la cabeza. No me la dejaban ver, ahí pense que estaba muerta, y cuando exigí verla la obstetra me dijo que su muerte era mi culpa porque yo no sabía pujar". En el hecho interviene el fiscal Aquiles Balbis, quien aguarda los resultados que arroje la autopsia al cuerpo de la bebé que fue trasladado al Instituto Médico Legal para determinar las causas de su muerte.