Reclamo por abuso

Un grupo de padres y madres de la Escuela Primaria Número 14 de la localidad bonaerense de Ezpeleta pidieron que despidan a un profesor de Plástica de ese establecimiento, al que acusaron de haber manoseado a por lo menos siete alumnas de entre 12 y 13 años. Pese a que tanto el docente acusado como la directora y la vicedirectora del establecimiento fueron apartados, los padres increparon a las docentes presentes en la escuela que intentaron explicar la situación. La acusación de abuso sexual que pesa sobre el docente fue plasmada en varias denuncias policiales. Según fuentes del gobierno bonaerense el profesor se tomó licencia, pero cuando regrese ya no podrá reincorporarse a su cargo porque se le abrió una investigación y se lo apartó preventivamente.