Pidió disculpas alegando padecer Parkinson
La larga mano de George Bush padre
La difusión de denuncias por acoso sexual en los Estados Unidos llegó a la mismísima Casa Blanca. El ex presidente George Bush padre fue acusado por seis mujeres que adujeron haber sido tocadas en el culo por el antiguo mandatario.
Al ex presidente republicano le gusta meter mano en mujeres sin permiso.Al ex presidente republicano le gusta meter mano en mujeres sin permiso.Al ex presidente republicano le gusta meter mano en mujeres sin permiso.Al ex presidente republicano le gusta meter mano en mujeres sin permiso.Al ex presidente republicano le gusta meter mano en mujeres sin permiso.
Al ex presidente republicano le gusta meter mano en mujeres sin permiso. 
Imagen: AFP

La última denuncia, hecha por una mujer de 30 años, alude a un episodio de 2003. Roslyn Corrigan contó que, en aquel entonces, cuando ella tenía 16 años y Bush 79, se quiso sacar una foto con él durante un encuentro del ex presidente, en Texas, con ex agentes de la CIA, cita a la que Corrigan acompañó a su padre. Mientras posaban, Bush apoyó su mano debajo de la cintura de la adolescente, sin su consentimiento. “Tan pronto se iba a tomar la fotografía, bajó sus manos de mi cintura hacia mis nalgas y le dio una bonita apretada, lo que explicaría que en la fotografía mi boca está completamente abierta”, denunció Corrigan a Time. 

Roslyn Corrigan/Time
La joven Corrigan en 2003 en la foto con Bush padre.

Corrigan se sumó, así, a la serie de denuncias que inició a fines de octubre la actriz Heather Lind, quien relató que en 2013, durante la presentación de una serie, mientras posaba para otra foto, el casi nonagenario Bush, quien estaba acompañado de su mujer, Barbara, le apoyó la mano por debajo de la cintura.

A Lind la siguió la actriz Jordana Grolnick, quien denunció haber sido manoseada por Buh el año pasado. Tras ellas, la escritora Christina Baker Kline, contó un incidente similar ocurrido en 2014; Amanda Staples, ex candidata en Maine, denunció un episodio similar, de 2006;  Liz Allen, una periodista de Pensilvania, recordó, a su turno, lo que le ocurrió mientras sacaba fotos en 2004.

“George Bush no tiene en su corazón la intención de causar daño o aflicción a nadie, y vuelve a disculparse frente a quien pueda haber ofendido durante una fotografía”, se defendió Jim Mc Grath, portavoz de quien gobernara entre 1989 y 1993, ahora de 93 años. El vocero reconoció que en ocasiones, el patriarca de los Bush  “ha dado una palmada a los traseros de mujeres de una manera pretendidamente buena”. Agregó que “algunos lo han visto como algo inocente, otros claramente como inapropiado. A cualquiera que haya podido ofender, el presidente Bush ofrece sus más sinceras disculpas”.

Mc Grath recordó que el padre del también ex presidente George W. Bush está en silla de ruedas desde hace cinco años, con problemas respiratorios y Parkinson y que, por ende, “su brazo cae en la cintura de gente con las que se toma fotografías”. Un argumento que no se condice con la más reciente denuncia, dado que cuando Corrigan posó junto a Bush, éste no se hallaba en silla de ruedas.

Bush es el más longevo de los ex presidentes norteamericanos, junto al demócrata Jimmy Carter, ambos nacidos en 1924. Fue embajador en la ONU y jefe de la CIA en tiempos de los golpes de Estado en el Cono Sur antes de ser vicepresidente de Ronald Reagan durante  dos períodos. Llegó al poder en 1989 y bajo su mandato cayó el Muro de Berlín y se inició la Guerra del Golfo. La recesión económica impidió su reelección en 1992, cuando fue superado por Bill Clinton. 

Su caso se suma a las denuncias contra el productor Harvey Weinstein y el actor Kevin Spacey, quien tras las revelaciones reconoció su su homosexualidad y fue separado de la serie House of Cards, en la cual personificaba a un presidente de los Estados Unidos.