Aníbal Fernández, entre leales y traidores
"Es imposible recuperar con las redes lo que se ha perdido en la calle"
Luego de la frustrada visita al ex ministro de Planificación Julio De Vido, detenido en la cárcel de Marcos Paz, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández publicó una carta repleta de referencias a Juan Domingo Perón, en la que lamentó que "la lealtad ya no 'garpe' electoralmente": “Hay dos clases de lealtades: la que nace del corazón que es la que más vale y la de los que son leales cuando no les conviene ser desleales”, citó Fernández al tres veces ex presidente de la Argentina, antes de asegurar que "hoy hay leales que están presos por leales y traidores que no sólo gozan de las mieles de su entrega, sino que cada tanto son convocados por el 'nuevo espacio'".
Imagen: DyN

 

Sin nombrar a quiénes serían los "traidores" —a los cuales en otro tramo les reprochó “aceptar o perdonar las peores agachadas de mierda en nombre de la Unidad y la Concordia"— , Fernández criticó, también sin nombrarla, la decisión de la ex mandataria, Cristina Kirchner, de fundar Unidad Ciudadana, frente al que calificó como “espacios políticos/partiduchos”,  que carecen de "la densidad, la carnadura y textura del Movimiento Nacional". "¿Será que el Peronismo no ha sido invitado a esta cita? ¿Qué digo invitado? Ha sido, más bien, desinvitado", apuntó el ex ministro del Interior.

Más adelante, el ex funcionario citó a Néstor Kirchner ("un grande de verdad"), quien sostenía que "con el Peronismo no alcanza, sin el Peronismo no se puede”, citó Fernández al expresidente Néstor Kirchner, al que calificó como .

El ex candidato a gobernador bonaerense por el FpV, derrotado en la provincia por María Eugenia Vidal, consideró "innegable el ataque cotidiano de los medios, la (in)Justicia, las Corporaciones" y denunció una "cacería" contra los ex funcionarios del kirchnerismo, cuyas "piezas de caza (...) son bien definidas y casi todas sufren la desprotección de la manada", en alusión a CFK.  

Además, Fernández calificó de "light y amateur" la campaña de Unidad Ciudadana y lamentó la intención de "evitar que se recuerde a la 'Vieja Cristina', hacedora de tanto, mientras la 'Nueva Cristina' habla de los logros de sus dos gobiernos". El ex ministro denunció, inclusive, que se buscó limpiar "el horizonte de 'dirigentes estigmatizados', dirigentes que se han roto el alma en nombre del Proyecto (por favor no me incluyan en esta calificación), aunque te pidan que no vayan a los actos, no integres las listas, no juegues". 

En el mismo tono, el ex funcionario agregó: "No se puede hacer campaña con el culo en la mano. No se puede ser socio de un club que no te quiere como un socio más, aunque pagues rigurosamente la cuota que, además no es barata".

El ex jefe de Gabinete también esbozó una crítica a la conducción del PJ, al que comparó con un jarrón chino, un "objeto valioso y preciado por toda la familia, al que nadie le encuentra el lugar adecuado", pero advirtió la imposibilidad de cualquier construcción fuera del peronismo. 

"El Peronismo tiene lógicas que la teoría de la comunicación política mundial no entiende. Es imposible recuperar con las redes lo que se ha perdido en la calle. Qué se le va a hacer. Todos hemos cometido errores. El tema es no defenderlos como si fuesen una herencia", advirtió Fernández, quien agregó que "hace 72 años que, los de afuera (que son de palo) nos auguran 'el fin del peronismo'. Eso quisieran porque lo que nos pasa hoy nos pasó alguna otra vez y siempre, siempre, fue el Pueblo peronista, su lealtad, su solidaridad, lo que sacó al país adelante. ¿Tenés alguna duda que volverá a suceder lo mismo con el Peronismo?"

"No soy ni agorero ni un traidor… Solo desprecio esta pretendida construcción (berreta) que lejos de parecerse a un frente compuesto por fuerzas de distintos palos, se asemeja más a quienes desde la impotencia, como les pasa a los nenitos, han intentado hacernos desaparecer y sin embargo, día a día nos multiplicamos. ¿Sin el Peronismo?… hummm, no. ¿Sabés que no?", desafió Fernández.