Cerró un establecimiento de educación terciaria
Cincuenta profesores a la calle

Un establecimiento de educación terciaria cerró y dejó sin trabajo a cincuenta profesores, además de irregularidades como deudas salariales, previsionales y de ART por más de ocho millones de pesos, y el alquiler impago que forzó el desalojo del edificio y su caída abrupta.

Se trata del Instituto Superior de Hotelería y Restaurateur, que funcionaba en la esquina de bulevar Oroño y Tucumán. El Sindicato de Docentes de Educación Privada (Sadop) ya venía intimando al pago de salarios por agosto y setiembre cuando el viernes pasado la dirección del establecimiento sorprendió con el desalojo y cierre definitivo.

"Los primeros reclamos de los docentes llegaron ante la falta del pago de los sueldos de agosto y septiembre", indicaron desde Sadop. "Pero en medio de los reclamos y las intimaciones legales para regularizar la situación de los trabajadores docentes, el Ministerio de Educación nos notificó que el propietario, Mauricio Plano, anunció en la cartera el cierre del instituto a fines de este año", indicaron desde el gremio.

Sin embargo, la deuda de casi un millón de pesos en concepto de alquiler del inmueble provocó el desalojo y cierre del instituto de manera adelantada.

"Desde que llega la denuncia al Sadop y ante la notificación que realizamos desde el sindicato a los ministerios de Trabajo y Educación de lo que sucedía, y ante la retención de crédito laboral de los docentes por no percibir salarios, Mauricio Plano procedió al cierre del instituto, dejando a cincuenta docentes en la calle y deudas millonarias", repudió el titular del sindicato, Martín Lucero.